Archivo por días: 17 Septiembre 2009

Bayron Machado Matamoros: Un joven músico en el III Frente Oriental

Por Luis Machado Ordetx

bayronUn joven músico cuenta la historia en torno a su estancia en el  Tercer Frente Oriental, lugar histórico al que asistió durante la ceremonia militar que dejó constituido en abril de este año el Memorial de los héroes y mártires vinculados a esa fuerza guerrillera.

Allá, en las cercanías de Jiguaní, Palma Soriano, San Luis, la loma La Esperanza, El Cobre y Santiago de Cuba, en la zona montañosa de la Sierra Maestra, nueve jóvenes instrumentistas de la Banda de Música del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, fueron a mediados de abril de este año para reforzar la cuerda de viento-metal de la institución homóloga del Ejército Oriental, escogida para participar en la ceremonia oficial que dejaría constituido el Memorial del Tercer Frente organizado y dirigido por el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, según la instrucción de Fidel en aras de enfrentar las fuerzas de la tiranía batistiana en esa región.

Por vez primera, esos músicos formados como artistas profesionales de la Revolución y en cumplimiento por un año del período reglamentado como soldados del Servicio Militar General, iban a un lugar intramontano; la estancia se prolongó por una semana, y durante los ensayos previos y la ceremonia, apreciaron aquellos agrestes parajes en los cuales los guerrilleros se desenvolvieron en ofensiva revolucionaria contra la tiranía derrocada el Primero de Enero de 1959.

Bayron Machado Matamoros, un joven músico graduado en la Escuela Profesional de Arte “Samuel Feijóo”, de Villa Clara, intervino en esa ceremonial militar, y apreció de cerca al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque; no era la primera vez que tenía frente al Héroe de la República de Cuba, pues en otras ocasiones lo percibió durante ceremoniasl oficiales de recibimiento a dirigentes y diplomáticos extranjeros que presentaban sus cartas credenciales ante el Gobierno.

Recuerda el joven de 19 años que, tras la conclusión de sus estudios de nivel medio en música, y en esa fecha en calidad de instrumentista del Batallón de Ceremonias del MINFAR, siempre distinguió a Almeida Bosque no solo por su condición de jefe histórico de la Revolución —al igual que Fidel, Raúl, Ramiro y Guillermo García Frías—, sino también por una jovialidad caracterizada por el sentido humanista; de franqueza coloquial, y de sencillez. Sigue leyendo