Melba, eternamente Melba

El 28 de julio del 2000 vivimos una eterna jornada… Romántica, porque estuvo dedicada a una mujer risueña, a una joven que, con la misma disposición con que asaltó el Moncada, festejó junto a nosotros una sede por el Día de la Rebeldía Nacional bien ganada.

Entre todas las féminas, durante aquella mañana, ella lució como la más bella. Luego de dormir placenteramente las primeras horas de la mañana, apareció ante la vista de los presentes conducida por las federadas y pioneros de Villa Clara.

Al verla sentí que era cierto ese temor de hallarme…atrapada por la alegría que impregna a los caminos por donde transita. Todos lo comentamos. Parecía una quinceañera, feliz por encontrarse celebrando su cumpleaños 79 en al Ciudad del Che.

Entonces la llenamos de regalos. En reciprocidad nos dejó estas palabras: «Soy villaclareña. Cuando conocí que alcanzaron la sede compartida con Pinar del Río y Ciudad de La Habana, sentí a Villa Clara dentro de mí. Ahora, le pido a este pueblo, que es mi pueblo, que se convierta en el primer ayudante de Fidel.»

Y notamos los gestos de su mano, la misma que firmó la cubanísima guayabera para asegurar que lograríamos ponernos a la vanguardia en la emulación moncadista. Por eso rotuló su nombre dos veces. ¿Sería acaso porque en el segundo voto incluía el de Yeye?

La vimos henchida de ese amor entrañable que aún siente por su hermana de lucha, y por Abel, Boris, Elpidio. La mirada se le entristeció al recordarlos; mas, en instantes, busco aliento para sí misma, en la confianza de que contamos con jóvenes capaces de continuar el camino iniciado por la Generación del Centenario.

La heroína provocó la inspiración del trío Los Brillantes. En medio del jolgorio, ella les propuso un descanso. Sin embargo, las cuerdas no se resistieron a dejar para más tarde una de las melodías más famosas de Pablo Milanés, y ante la interrogante: «¿Le gustaría escuchar Yolanda?», la eternamente Melba respondió: «¡Claro! Si Yolanda soy yo.»

Ahora regresará, pasados diez almanaques, para festejar nuevamente junto a los villaclareños su cumpleaños 89. Otra vez el deber reporteril me ubicará a su lado, y espero que podamos dialogar del pueblo natal que nos une, ese cienfueguero pueblo de Cruces que por seguir los pasos de la efervescente luchadora, también fue merecedor del acto provincial, en la Perla del Sur, para conmemorar la efeméride moncadista.

La imagen que acompaña este texto pertenece a la colección Mujeres Patriotas, del cubano Antonio Guerrero, preso injustamente en cárceles del imperio.

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “Melba, eternamente Melba

  1. Pingback: Tweets that mention Juana » Melba, eternamente Melba -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

nine × = nine