Archivo por días: 28 Enero 2011

Néstor Martínez Ramírez, un enamorado de Cuba

Congreso Internacional Pedagogía 2011

«Cuba es el gran aula latinoamericana», opina el Ingeniero Néstor Martínez Ramírez, catedrático mexicano que asistió al más trascendental evento de los pedagogos cubanos. Durante su estancia en la capital cubana, presenció la multitudinaria Marcha de las Antorchas realizada la vípera como homenjae de los jóvenes cubanos en el 158 aniversario del natalicio de José Martí.

Foto: Juvenal Balán Neyra

Culminó el Congreso más trascendental de los pedagogos latinoamericanos. Desde el pasado 24 de enero y hasta la víspera, sesionó en el Palacio de Convenciones de La Habana, el encuentro que cada dos años aúna voluntades a fin de que la educación en la región se fortalezca.

A partir de las experiencias compartidas y con la mirada fija en las buenas prácticas de Cuba, en el continente se multiplica el ejemplo de la Mayor de las Antillas. Esta vez, cerca de 3 mil participantes de unos 20 países, intercambiaron en la capital cubana las metodologías aplicadas en sus respectivos escenarios docentes para lograr la educación en valores, así como la preservación de las historias y culturas autóctonas.

Una de las delegaciones más numerosas, con casi 300 integrantes proviene del hermano pueblo mexicano. Entre ellos asistió por quinta ocasión consecutiva el Ingeniero Hidráulico Néstor Martínez Ramírez, catedrático, además, del colegio de bachilleres de Irapuato, estado mexicano de Guanajuato.

— ¿Por qué, desde el 2003, muestra interés por asistir a las sesiones de este Congreso?

— Principalmente, porque lo considero un aula gigante donde los latinoamericanos venimos a aprender de los cubanos. A ustedes los distingue la solidez en la educación. Desde el hogar los niños se educan y luego la escuela complementa el proceso de instrucción y aprendizaje. En este sentido, opino que el rol familiar resulta esencial y aprecio que en Cuba poseen una estrategia bien diseñada para alcanzar niveles educativos favorables. Sigue leyendo