Segundo Apellido

Aquí les muestro el muestro

el escudo de mi segundo apellido

El uso de los apellidos se rige según las distintas culturas del mundo. En algunos países al primero se le concede tanta importancia que incluso le otorgan el rango de segundo nombre. De tal modo relegan a un plano casi invisible los de las progenitoras.

Pero no es el caso de Cuba. Aquí nos acogemos a la tradición española y de otros países europeos, donde se comenzó a utilizar —a partir de los siglos XI y XII—, como primer apelativo del recién nacido el del padre, y después el de la madre.

De ahí que la preocupación ronde por mi mente desde hace varios meses. Se trata de reflexionar respecto a por qué son pocos los habituados a decir su nombre con ambos apellidos ante sus semejantes. Bien sea en el momento de conocerse o cuando se presentan ante un auditorio casi desconocido.

La experiencia de asistir con frecuencia a la cobertura de actos públicos, reuniones y asambleas de balance nos dice que casi siempre debemos «correr» detrás de los oradores para recoger la identidad exacta de los miembros de la presidencia, o de quienes hicieron alguna intervención.

Tal vez para alguien resulte un detalle sin importancia, o el preciosismo que busca el periodista a la hora de realizar su trabajo. Sin embargo, no es tan así. Existen casos de personas que han vivido engorrosos trámites legales por el simple hecho de no haber firmado un documento tal como lo inscribieron al nacer.

Si cada ser humano posee dos apellidos, ¿por qué omitir el segundo? Sin apasionamientos de mujer, opino que de veras incomoda escuchar únicamente la identidad del progenitor cuando el acto de procrear es cuestión de dos. Y no me extenderé en ejemplificar cuántas veces he escuchado nombrar a alguien por el apellido del padre, en lugar del nombre correspondiente.

Entiendo que se debe a la herencia de una cultura patriarcal. No obstante, vale alertar que vivimos una época donde poco a poco se logra el equilibrio entre uno y otro sexo. Un momento oportuno para otorgarle al segundo apellido el lugar de honor que merece.

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “Segundo Apellido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

ninety two − = 90