Archivo por meses: Abril 2011

Geidys: Una joven confiable

Geidys se interesa por los datos en las facturas para que cada producto extraído del almacén de la Empresa tenga el destino requerido. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Desde pequeña, Geidys Faife Rojas, conoce de los desfiles del 1o.  de Mayo. A veces iba con su uniforme de pionera, otras con la más ligera de sus ropas. De una u otra manera comenzó a disfrutar de la mayor fiesta de los trabajadores cubanos.

A medida que crecía comprendió el significado de la convocatoria de los sindicatos en La Mayor de las Antillas. Año tras año, Geidys se sumó a la gran marcha, aunque no tuviera un vínculo laboral.

«Me agradaba ir —recuerda— en mi condición de estudiante de secundaria básica. También cuando estudiaba en el Instituto Politécnico de Informática Lázaro Cárdenas del Río. Me divertía mucho, sobre todo por que después del desfile seguíamos de parrandas.»

— ¿Y ahora no lo haces?

— Claro que sí. Solo que existe una notable diferencia. Desde el 2008 voy como parte de los afiliados al Sindicato de los Trabajadores Agropecuarios y Forestales. El compromiso es superior. Sigue leyendo

Nemesia cuenta esta historia debajo de un soplillo…

Tomado de Prensa Cubana

Juliana Montano estrenaba 40 años de edad, estaba feliz, sus hijos iban a la

Nemesia Rodríguez Montano

escuela y -desde hacía unos días- la cooperativa daba la posibilidad de adquirir productos nunca antes vistos en aquella zona intrincada de la geografía de Cuba.

Atrás quedaban los días de la “guagüita de línea” sobre agua y fango en tiempos de “llenante” de la ciénaga. Juliana pensaba aquella mañana, que a pesar de la pobreza y humildad en la que vivían, nunca antes la familia había sentido tanta dicha.

Mientras se ocupaba de los quehaceres matutinos, el olor a leña ardiente inundaba su espacio. Ahora por el saco de carbón pagaban buen precio; la Revolución se ocupaba de llevar maestros y médicos al sitio, donde -hasta hacía apenas pocos meses- las personas se morían como bestias.

Estaba tan ocupada en su faena, que no advirtió el ruido inusual de la mañana. De pronto, le llegaron más cerca las voces de su esposo e hijo mayor, instando a “apurarse que hay que irse, hay un desembarco por Girón, paracaídas y aviones”…

Juliana recogió lo que pudo, su hija Nemesia guardaba la mejor ropa y los zapatos blancos comprados recientemente en la tienda del pueblo. El único par decente que había tenido en sus 13 años de vida.

Al camión subieron rumbo a Jagüey Grande. El hijo mayor conducía apurado; su esposo y la suegra iban en la cabina; en la parte de atrás, Juliana y cinco niños. Nemesia era la mayor…

Por el camino sobrevolaba el avión con insignias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba que, repentinamente, lanzó bombas, sin tener en cuenta los pasajeros del camión ni las sábanas blancas que mostraban en señal de paz. Juliana arropó a los niños, los agrupó en una esquina y se levantó rauda a tocar en el techo de la cabina para que su hijo detuviera el motor…  No hubo tiempo, en instantes la metralla la atrapó, tal vez miró a sus hijos y sonrió…. Sigue leyendo

Raúl sobre la prensa, en el Congreso

La prensa cubana está llamada a jugar un papel decisivo en el esclarecimiento sucesivo, constante y crítico de la marcha de la actualización del modelo económico del país, de modo que con un lenguaje accesible y trabajos concretos se logre en el país una cultura sobre esos temas, de los cuales hay una ignorancia supina.

Lo anterior fue expresado por el presidente cubano Raúl Castro, durante la presentación del Informe Central al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), cuya sesión inaugural tiene lugar en estos momentos, en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

El Segundo Secretario del Partido también significó que se requiere dejar atrás el hábito del triunfalismo, la estridencia y el formalismo, para generar materiales que por su estilo capturen la atención y estimulen el debate en la opinión pública. Sigue leyendo

El Socialismo, el futuro y el debate

Por Norland Rosendo González

Nunca antes, en un momento tan crucial para una nación, el futuro fue sometido al debate público, en una suerte de tribuna amplia a la que todos tuvieron acceso, los simpatizantes y los detractores, sin distinción de ningún tipo.

Así ha ocurrido con el Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución para los próximos años. Un documento que de su versión inicial a la que analizarán los delegados al VI Congreso del PCC a partir de hoy ha sufrido muchas modificaciones, todas surgidas del pueblo cubano, en reuniones de vecinos, trabajadores, militantes políticos.

Según el Informe presentado ayer por el general de ejército Raúl Castro, Segundo Secretario del PCC y Presidente de los consejos de Estado y de Ministros:

«Durante tres meses, del primero de diciembre del 2010 al 28 de febrero del presente año, se desarrolló el debate, en el cual participaron 8 millones 913 mil 838 personas en más de 163 mil reuniones efectuadas en el seno de las diferentes organizaciones, registrándose una cifra superior a tres millones de intervenciones». Sigue leyendo

Mujeres de fuego

Por Ricardo R. González (Tomado de Vanguardia)

Zoraida Lugo Orama muestra a representantes de las nuevas generaciones, como Sandy Fuentes Cerdá, aquellas imágenes que hablan de historia. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Abril trajo aquel aire tormentoso «en forma de tornado», cuando aviones enmascarados hirieron el cielo y las barcazas mancharon el mar. Hace cinco décadas del suceso. Por entonces, ya Zoraida Lugo Orama era la primera secretaria en la esfera Educativa que tuvo la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en la antigua provincia de Las Villas.

Recuerda aquella llamada de Vilma Espín tras ocurrir la invasión. Fue inmediata. La sede de la FMC tenía que ser una especie de cuartel y ponerse a las órdenes del Comandante Juan Almeida Bosque, al frente del Ejército del Centro.

«Lo cumplimos –precisa esta mujer devenida historia–. El jefe vino y conversó con Lolita Rosell Anido, la máxima dirigente femenina en la provincia, que incluía a Cienfuegos y Sancti Spíritus, con 32 municipios. El diálogo resultó breve. Almeida sabía cuál era nuestra posición.»

La radio y la televisión emitían sus partes, mientras tanto Santa Clara, como todo el país, vivía horas de tensión. Las mujeres patrullaban las calles, al tiempo que constituyeron una brigada sanitaria y preparaban todo el material dirigido a los hospitales.

«La casa de la organización femenina radicaba en la calle Juan Bruno Zayas, esquina al callejón de Los Ángeles. Permaneció abierta las 24 horas, sin perder de vista a las desafectas ante tanto peligro. Algunas resultaron detenidas, también hombres, como el caso de aquel abogado que se escondió debajo de una cama; sin embargo, todos recibieron el mayor respeto.

«Conocía muy bien a una persona que resultaba sospechosa, y poseíamos algunas informaciones. Durante la agresión no había asistido al trabajo, y aquello me llamó la atención. No teníamos tiempo que perder. Le pedí a una compañera  salir de inmediato, y al llegar a su casa estaba a punto de irse. Dije que me entregara una carterita que portaba, y en su interior trasladaba dos pistolas sin estrenar. Antes, su esposo había partido para internarse en un cañaveral.» Sigue leyendo

Cuatro hermanos en Girón

Por Narciso Fernández Ramírez (Tomado de Vanguardia)

Ovidio y Antonio Evidio son los dos hermanos que aún viven, de los cuatro hijos varones de la familia Díaz Rodríguez que combatieron en Girón. (Fotos y fotocopias: Ramón Barreras Valdés)

La victoria en las arenas de Playa Girón nunca se hubiera conseguido sin el apoyo del pueblo a su naciente Revolución.

No habían transcurrido 72 horas de la invasión, y ya la Brigada 2506 mordía el polvo de la derrota. Un momento clave en la historia de este continente, a partir del cual todos los pueblos de América Latina fueron un poco más libres.
A medio siglo del hecho, Vanguardia trae a sus páginas los recuerdos de hermanos que allí lucharon.

Cuatro varones de una familia humilde de diez hijos, quienes, sin saberlo entre sí, acudieron por distintas vías a Playa Girón para defender con las armas  las conquistas alcanzadas a partir del Primero de Enero de 1959. Sigue leyendo

La casa de los afectos

La antítesis de la primera novela de Isabel Allende —La Casa de los espíritus— lo es esta otra Casa. Nombrarla «sin amparo familiar» se ajustó bien a las condiciones que le dieron origen, en los años 90 del pasado siglo.
Fue el resultado del empeño de Vilma Espín Guillois, quien se esmeró por contribuir a la instrucción de los pequeños desprovistos del amor en el hogar donde debían crecer.

Julia Toledo Morales, directora de la Casa #1 Sin Amparo Familiar se muestra satisfecha por el trabajo realizado durante 50 años en el programa de círculos infantiles. Los últimos 20, dedicados a la noble labor de atender a los niños cuyos padres no los pueden atender directamente.

«Comenzamos con una capacidad para 9 niños y ya han transitado 40, explica. Llegan antes de cumplir el primer año de vida y permanecen hasta los cinco», explica Julia Toledo Morales, la directora. Ahora la habitan solo dos príncipes: Luis Manuel Soler García —de un año de edad—, y Alain Alonso Romero, de cinco. Los padres biológicos de este último ya no están físicamente.

«Fallecieron víctimas del SIDA —añade Julita— razón por la que el niño es atendido cada seis meses en el Instituto Pedro Kourí (IPK). Yo siempre lo acompaño. Me tranquiliza más conversar personalmente con los médicos y saber que evoluciona muy bien.» Sigue leyendo

Nadina: La dietista de los niños

Si preguntan por Hortensia Becerra Barrios, seguramente nadie sabrá decirle quién es.  Mas al preguntar por Nadina, sobrarán las personas que la recuerden como la primera dietista de la provincia encargada de elaborar los menús para los niños en los círculos infantiles.

A cinco décadas de creados, destinamos un espacio a la encomiable labor de garantizar qué alimentos deben consumir los infantes en estas instituciones docentes. Sobre todo, resaltar de cuántas «magias» deben valerse las cocineras para garantizar que en las meriendas y los almuerzos los pequeños consuman las calorías y proteínas necesarias en correspondencia con sus edades. Sigue leyendo

Paret: el que supo decir adiós

Eduardo Paret se despidió «a lo grande» de la 50 Serie Nacional de pelota.

Por Mayli Estévez Pérez (Tomado de Vanguardia)

Dicen que los hombres no lloran, pero cuando la vergüenza deportiva se mezcla

Eduardo Paret siempre jugó para su equipo, y no para impresionar a los estadios. (Fotos: Carolina Vilches Monzón

con la impotencia de lo que pudo ser, bien vale la pena desahogarse entre lágrimas. Y más cuando se sabe que junto a ti, otros tantos en Villa Clara han unido sus manos para ocultar rastros de dolor y decepción en la cara.

Eso pudo pensar el Niño del Condado, Eduardo Paret, cuando al término del séptimo desafío frente a Ciego de Ávila se apartó del resto y no evitó llorar. Tampoco salió a felicitar al contrario, aunque los avileños bien se lo merecían, pero sonreír frente al rival no le salía natural.

Paret fue el anaranjado de más peso en la postemporada de la Serie de Oro, ni siquiera sus 38 años pudieron contra sus ganas de quedar campeón, de decirle adiós al pueblo villaclareño con otro título a cuestas.

En la campaña regular apenas jugó y no se le vio el brillo de temporadas anteriores. Pero a la hora buena, cuando más se le necesitó, Paret no falló. Y es que a los estelares, aun con la edad doliendo y disminuyendo habilidades, no les pesa crecerse. Sigue leyendo

Aloima, una pionera santaclareña con los mismos sueños de Celia Sánchez

(Foto: Manuel de Feria)No puedo defraudar, ni a mis vecinos, y mucho menos al colectivo pioneril que me eligió como delegada.

Ayudar a quienes la rodean ocupa el mayor tiempo en la vida de Aloima Mirialis González Barrios. La adolescente cursa el 9º en la ESBU Ignacio Rolando Abreu. Desde que se convirtió en pionera —el 8 de octubre de 2002—, comenzó a sentir amor por la Historia de Cuba.

«Considero que todos los que lucharon por la libertad de la Patria merecen respeto», afirma. Por eso le cuesta mucho mencionar a  los héroes, heroínas y mártires cubanos que más admira. Aunque al insistirle, de sus labios brota, como una flor, el nombre de Celia Sánchez Manduley.

Tal vez porque, como la combatiente manzanillera, Aloima ofrece su tiempo y sensibilidad humana para tenderles la mano a los compañeros de aula y amigos del barrio.

«Apenas tengo horas libres y no me incomoda que así sea. Aquí en la casa recibo, todos los martes y jueves durante una hora, a 13 alumnos de mi aula. Me gusta compartir con ellos mis conocimientos», argumenta.

Agrega que desde la enseñanza primaria ha mantenido esa actitud. A la par de los excelentes resultados académicos, ha asumido diferentes responsabilidades en la Organización de Pioneros José Martí (OPJM). Una de ellas fue en 4º grado, cuando estuvo al frente de su destacamento.

«En ese período se celebró el IV Congreso pioneril, desde entonces albergué la esperanza de asistir a un evento como este. Pero al pasar el tiempo lo veía casi imposible. Hoy vivo satisfecha por ser una más entre los delegados de Villa Clara a esta cita tan importante para los de mi generación.» Sigue leyendo