Archivo por días: 9 Agosto 2011

¡Bravo por Diana Nyad!

La veterana nadadora norteamericana Diana Nyad no pudo alcanzar el sueño de cruzar a nado las aguas del estrecho de La Florida, que separan geográficamente a Cuba y Estados Unidos. Varios motivos impidieron la hazaña, que no obstante logró llamar la atención de los medios que ampliamente han difundido todo lo relacionado con el intento de la estadounidense, quien quiere a Cuba entrañablemente y esperaba que su gesto ayudara al acercamiento entre ambos países vecinos.

La buena voluntad de la Nyad, con casi 62 años de edad, es secundada por muchos coterráneos suyos que al igual que la mayoría de los cubanos, han vivido más de medio siglo entre tensiones que nada favorecen las buenas relaciones entre dos países, cuyos pueblos se profesan simpatía, amistad y solidaridad.

El empeño de la destacada atleta no fue ni será nunca obviado, más bien será un ejemplo para quienes luchan porque desaparezcan las diferencias en este mundo, cada quien desde lo que puede y sabe hacer mejor, porque pequeñas cosas hacen las grandes historias.

¡Bravo Diana Nyad!, amiga incondicional, mujer valiente y dedicada. Desde tu querida Cuba, y ¿por qué no? desde Estados Unidos, muchos agradecen tu esfuerzo físico y moral.

Ya estás entre las inolvidables, como tantos de tus compatriotas, que de forma abierta o anónima, tratan de romper el cerco, derribar barreras, fomentar la paz y la armonía, hacer de este planeta un lugar más hermoso y humano. ¡Bravo Diana Nyad!

Fuente: Redacción Digital Radio Santa Cruz

¡Ocuparse de sí mismo es bueno para los demás!

Cultivar el respeto hacia uno mismo es la base del respecto hacia el otro.
Cuidarse repercute favorablemente en nuestro entorno: si satisfacemos nuestras propias necesidades dejaremos de esperar que las llenen los demás.

Protegernos del exterior respetando nuestras necesidades y nuestro ritmo
interior significa dejar aflorar las dimensiones afectiva, intuitiva y
creadora. Sin estos aspectos, nuestra relación con el mundo se vuelve
mecánica, insípida. Dedicarnos tiempo nos pone en contacto con nuestro
equilibrio interior, fortaleciéndonos ante los imprevistos.

La admiración que despiertan los spa o los retiros espirituales evidencia la
necesidad de muchas personas de huir de la rutina diaria. Pero hacer un retiro
espiritual no es la única manera de obtener la calma interior. Ésta puede
simplemente experimentarse de manera cotidiana. ¿Cómo cuidar de uno mismo?

¿Quieres estar solo? ¿Acompañado? ¿Buscas evadirte? ¿Reencontrarte con la
naturaleza? ¿Hacer deporte? ¿Salir de fiesta? ¿Preferirías no hacer nada? Sigue leyendo

Amarse con los ojos abiertos

Quizás la expectativa de felicidad instantánea que solemos endilgarle al vínculo de pareja, este deseo de exultancia, se deba a un estiramiento ilusorio del instante de enamoramiento.

Cuando uno se enamora en realidad no ve al otro en su totalidad, sino que el otro funciona como una pantalla donde el enamorado proyecta sus aspectos idealizados.

Los sentimientos, a diferencia de las pasiones, son más duraderos y están anclados a la percepción de la realidad externa. La construcción del amor empieza cuando puedo ver al que tengo enfrente, cuando descubro al otro.
Es allí cuando el amor reemplaza al enamoramiento.

Pasado ese momento inicial comienzan a salir a la luz las peores partes mías que también proyecto en él. Amar a alguien es el desafío de deshacer aquellas proyecciones para relacionarse verdaderamente con el otro. Este proceso no es fácil, pero es una de las cosas más hermosas que ocurren o que ayudamos a que ocurran.

Hablamos del amor en el sentido de «”que nos importa el bienestar del otro». Sigue leyendo