Laura no escarmienta

Imagen tomada del blog Cambios en Cuba

Nada tiene que ver con la historia de El cuarto de Tula. La pegajosa canción que ha hecho bailar a miles de cubanos y foráneos admiradores de la música popular de la Isla, ahora,  sirve de parodia para las palabras de Laura Pollán. Una mujer  a quien solo le interesa «pintar» sus bolsillos de verde, a costa de mentiras.

No le queda más que pensar en una «llamita»,  que ni arde.  El escenario habanero ya conoce a esta «señora» y a sus acompañantes vestidas de blanco. En las calles de la capital han perdido credibilidad. Mas, intentaron encontrar  protagonismo en un municipio oriental, y fue como lanzarse a una piscina vacía.

Allá, en la ciudad del Cauto encontraron el agua suficiente para apagar un fuego que en esencia resultó fatuo. Ese que en cada intento de aparecer,  al instante se sofoca con el coraje de cientos de hombres y mujeres que descalifican las infamias de Laura. Pero ella no escarmienta.


Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

÷ one = 5