Vivian Carranza: Mujer apasionada por la música cubana

Por Francisnet Díaz Rondón

Nancy Vivian Carranza Veitía, o simplemente Vivian Carranza, es una mujer que ama la vida y la música; una persona con pensamiento práctico, que aprende de quienes la rodean cotidianamente, «sean buenos o malos». Honestidad, dignidad y transparencia son algunas de sus grandes virtudes.

Con Vivian se puede conversar un día entero, pues logra un alto nivel de comunicación y empatía con sus interlocutores; ello quizás se deba a sus estudios de magisterio y a la experiencia de interactuar con públicos muy diferentes en los cabarets.

El próximo 18 de septiembre cumplirá 25 años de vida artística. En esa fecha formó parte del catálogo del Centro Provincial de la Música Rafael Prats.

—Vivian, ¿de dónde proviene tu amor por la música?

—De mi familia paterna, fundamentalmente. Mi padre, Eduardo Carranza, integró la orquesta Venecia y el trío Palermo; mi tía Enma impartía clases de piano, y tío Humberto fue primer violinista de la entonces Orquesta Sinfónica de Las Villas. Asimismo, varios de sus hijos  —al igual que nosotras— continuaron carreras musicales. Mi mamá, Aida Vei­tía, también cantaba muy bien, y cuando tenía la oportunidad se presentaba en público.

«Mi hermana Anet y yo aprendimos a cantar antes de hablar, o mejor dicho, ambas cosas a la vez. Mi primera actuación ante el público ocurrió a los cinco años. Me subieron encima de un taburete para que alcanzara el micrófono, mientras mi hermana me acompañaba con la guitarra».

—¿Tus padres siempre quisieron que fueran artistas?

—No, ¡qué va! A pesar de que se desenvolvían en el mundo de la música, tenían los prejuicios propios de la época hacia los artistas. A mí me llegó la carrera de arte, pero mi madre se negó y me envió a Topes de Collantes a estudiar magisterio. Como yo digo, lo estudié por equivocación, incluso los profesores me lo recalcaban. Lo dejé en cuarto año.

—¿Qué hiciste durante ese tiempo?

—No me desvinculé del arte. Los actores del Grupo Teatro Escambray, bajo la dirección de Sergio Corrieri, iban a la escuela a impartir talleres de actuación, danza, canto, artes plásticas, entre otras materias, por la noche, después del noticiero. Eran opcionales, para quienes tuvieran vocación para las artes, y yo, evidentemente, me desenvolví más en la música y el canto.

—Tus inicios como profesional…

—A instancias de Anet comencé en los 70 la carrera profesional en Sancti Spíritus, donde formé parte de la agrupación Los Pinares; pero los viajes se tornaron difíciles y regresé a Villa Clara. En aquella época no veía la música como un trabajo del cual vivir, sino como un entretenimiento. Mi hermana me sugirió que me presentara a una audición aquí, ya en los años 80, y a partir de ahí  tomé la profesión muy en serio.

«Mis inicios como solista resultaron difíciles, pues no estaba acostumbrada a cantar sola frente al público. Tuve que sobreponerme y con el tiempo lo logré. He cantado y he sido figura principal casi en todos los cabarets de Santa Clara y otras provincias».

—Háblame de Jákara…

—Fundé el grupo en el 2007, aunque se aprobó oficialmente un año después, tras mucho insistir, pues el Instituto Cubano de la Música orientó que el Centro Provincial no creciera más con nuevos proyectos. En La Habana sí se permitía, pero en el campo no; siempre nos golpea el llamado fatalismo geográfico, aunque no crea tanto en eso. Pero, gracias al apoyo y perseverancia de Juan Ciscal, el maestro  Alejandro Sánchez y Juan Rodríguez Cura (Juancito), el Instituto accedió a valorarnos en una audición, en la cual recibimos una alta calificación.

—¿De dónde proviene el nombre y qué distingue al grupo?

—Lo saqué del diccionario. Un amigo me sugirió ponerlo con K para hacerlo más comercial. Jácara quiere decir «romance, especie de danza y música, junta de gente alegre…». Y eso es lo que pretendemos: alegrar al auditorio con música cubana, que la puedan oír y disfrutar. Amo la música nuestra, me apasiona. He comprobado lo mucho que gusta en el mundo cuando trabajamos en la cayería norte, donde los extranjeros nos piden piezas de Benny Moré, Matamoros, Los Compadres, Carlos Puebla… Nuestra música es muy grande.

«Somos un quinteto, aunque quisiera añadirle nuevas sonoridades, pero la burocracia y algunas resoluciones nos impiden incorporar más músicos por ahora. No comprendo en qué pueda afectarse la institución con la ampliación del grupo si son personas capacitadas y talentosas. El pago es asunto nuestro y nadie debería interferir en eso».

—Qué opinas de los géneros musicales actuales y la difusión de los artistas villa­clareños en los medios provinciales.

—De lo primero, pienso que es una cuestión de edad. No tengo nada en contra del reguetón, incluso me gustan grupos como Kola Loka y Los 4. Un reguetón bien elaborado, sin vulgaridades, se puede escuchar perfectamente. En cuanto a la difusión, se ha mejorado mucho. Admiro a la gente de la radio como Reydel Aguilar, Gisselle Madelaine y otros, que toman en cuenta a los artistas del patio.

—Vivian, ¿qué sientes por Anet?

—Mucho respeto y cariño como músico y hermana. Ella me ha enseñado y ayudado mucho en la vida. Le agradezco en gran parte lo que soy.

—Hoy en la noche, tu peña de la Casa de la Ciudad cumple un año de creada…

—Sí. Se llama Las Calles de Santa Clara. Fue una idea de Marta Meneses, quien se la propuso a Margarita Pascual, directora de la Casa. Asiste mucho público, muy respetuoso y disciplinado, que recibe buena música, recreación sana, humor, en fin, disfruta un rato agradable. Todos están invitados.

—Qué más quisieras añadir…

—Agradecer a todos los que me han apoyado en estos 25 años de vida artística;  a mi hija Iliana, quien me guía en mis presentaciones, mi vestuario y en todo; también a mi productora Liuva, por su empeño y tesón. 

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “Vivian Carranza: Mujer apasionada por la música cubana

  1. avatarJosé Antonio

    Les faltó agregar que Vivian Carranza es todo talento y voz, yo tengo la oportunidad de escucharla y disfrutar sus interpretaciones “NO TIENE NADA QUE EMVIDIAR A NINGUN CANTANTE DE RENOMBRE” Es una pena que no la difundan por los medios del modo que su calidad merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

+ 79 = eighty