Mujer rural: Visibles en Cuba

Ellas pueblan los campos cubanos, a la par de los hombres. A diferencia de otras latitudes, aquí sí son visibles. Para reconocer a las féminas que cultivan la tierra, se instituyó que el 15 de octubre se celebre el Día mundial de la mujer rural.

La idea surgió durante la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, organizada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y celebrada en Pekín, en 1995.

A partir del año siguiente, se inició una campaña de creación de conciencia y difusión de información mundial para llamar la atención sobres estas trabajadoras invisibles en algunas partes del Planeta.

De acuerdo con estadísticas específicas sobre género de los últimos años, se han confirmado dos aspectos que implican a las féminas que habitan las zonas rurales: la mayoría de las personas pobres del mundo son mujeres, y segundo, ellas tienen la abrumadora responsabilidad de alimentar a hombres y niños hambrientos, y a sí mismas.

Cultivan, cosechan y cazan o pescan los alimentos para la familia, llevan agua y leña a la casa. Preparan y cocinan los alimentos. En aquellos lugares donde las personas rurales pobres tienen suficiente para comer, se debe, en gran medida, al esfuerzo, aptitudes y conocimientos de las madres, esposas, hermanas e hijas.

Pese a esto, estas mujeres son las últimas que tienen acceso a los recursos, a la capacitación y a los préstamos financieros. En muchos países, las dificultades de las mujeres rurales están empeorando. Mientras tanto, los hombres jóvenes y en buenas condiciones físicas parten hacia las ciudades a buscar trabajo.

A las mujeres corresponde, en esos casos, quedarse en sus localidades para criar a sus hijos y hacerse cargo —solas— de sus fincas. Así ocurre, por ejemplo, en algunas regiones de África. Allí, el 60 % de las familias están a cargo de las mujeres.

¿Cuánta diferencia respecto a nuestras campesinas? Incorporadas cada vez más a las diversas formas de cooperativas y a la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), ellas disfrutan de la plena igualdad de derechos respecto a sus compañeros.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

three + one =