La herencia

Estoy acá. Al sur de la  Isla grande. Como  hace tiempo imaginé. Rodeada de amigos, muy buenos amigos, como parte de una  gran familia. Esperando un año más que se acerca. Otros doce meses de  derroteros por enfrentar se avecina. Para una Cuba más próspera.

Con nuevas metas por cumplir, más  sueños por realizar.

Rodeada de amor espero el 2012.   Con mi hija y hermanas nacidas al calor de las redes sociales. Internet tiene su magia. No cabe dudas. A ellas: Karelia, Katia, Kátherin, Kárelin, (Milay, Poli, Marian, Alejandra) les debo esta manera peculiar de cerrar un año y empezar  otro.

Con juventud en la isla pequeña de mi país recibo el nuevo año.  Como si diciembre fuera agosto. Y es que esta Isla, tan cubana como la Mayor de las Antillas, tiene sus encantos.  Hoy siento el calor de su pueblo, de mis colegas.. Y sudo, bailo y festejo por un aniversario más de mi Revolución. De la Revolution de X Alfonso, el de  ese  joven que como mi Bety prefiere llevar su peinado a lo afro, para no olvidar sus ancestros.  Para defender sus raíces hasta hacerlas perdurables.

Es  la manera más moderna de asumir el siglo que ya envejece ¡Sí, envejece! Con más de una década en sus costillas.  Porque para pocos era creíble que Cuba llegara  a este nuevo aniversario de su Revolución! Pero seguiremos adelante. Buscando las mejores fórmulas para que sus hijos recién nacidos reciban el valor del sacrificio de sus abuelos y padres.

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “La herencia

  1. avatarIng. Néstor Martínez R.

    Lo escrito por Osma es como un bálsamo a la vida por muy ruda que sea siempre sera satisfactoria, como el surco de la tierra se suda para formarlo pero se goza el fruto al cosecharlo.
    A sí mi entrañable amiga la Maestra, Periodista, Jefa de Hogar toma sutilmente entre sus manos la pluma, el teclado para elaborar profesionalmente su trabajo periodístico varias veces premiado, como la tiza para escribir en pizarrón perenne testigo de múltiples clases a sus discípulos, sabe tomar fuertemente el azadón como firme fusil para derrotar a la madre tierra haciendo brotar los preciados alimentos.
    Así es para mi Osma a quien tengo en alta estima, bien merecidas éstas vacaciones me imagino con su joven hija de visita en casa de Kare su familia Cienfueguera al igual, en esa Isla geográficamente ubicada como si se cubriera al seno de su madre la hermosa mágica gran Isla Azul que es Cuba, me refiero a la Isla de la Juventud ahora Nueva Guerona.
    Abrazos
    Néstor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

ninety two ÷ = forty six