El más solidario del mundo

twitt 2Lo afirmó en mayo de este año Evo Morales Ayma: «Fidel es el hombre más solidario del mundo».  Al presidente de Bolivia le asiste toda la razón. También el  profesor, escritor y periodista francés Salim Lamrani ha escrito un artículo donde argumenta por qué: «El padre de la Revolución Cubana ha tendido una mano generosa a los pueblos necesitados y ha ubicado la solidaridad y la integración en el centro de la política exterior de Cuba».

Los cubanos lo sabemos bien. Y es que en nuestro Comandante en Jefe, la solidaridad comienza por casa. Muchos en la isla lo recuerdan de cuerpo presente por las zonas afectadas tras el paso de un huracán. Preocupado por las familias damnificadas, interesado por cada detalle de las pérdidas económicas. Nadie quedaba tranquilo hasta que Fidel no visitara el lugar de los daños. A su asistencia inmediata nos acostumbró.

Porque él no deja a nadie abandonado a su suerte. No lo hizo cuando durante la travesía del yate Granma el compañero Roque cayó al agua e hizo girar la embarcación hasta encontrarlo. Tampoco  dejó al desamparo a los heridos en la Sierra Maestra.

Resulta fácil entonces entender sus razones para compartir lo poco que tenemos y no lo que nos sobra. Existen disímiles ejemplos de este parecer suyo. Desde Argelia, en diciembre de 1961, hasta los días de hoy. Cientos de países en los continentes de África, Asia y América Latina se han beneficiado con la solidaridad internacionalista de Cuba. Gracias a la impronta de Fidel, en la actualidad contamos con la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), en la cual se han realizado 12 graduaciones para un total de  24486 egresados procedentes 84  naciones.

La ELAM surgió después del desastre provocado por los huracanes Mitch y George en 1998, que afectó a los países centroamericanos y caribeños. Ello ocasionó la pérdida irreparable de miles de vidas y con la guía del líder de la Revolución cubana tuvo como respuesta concebir un Programa Integral de Salud, proyecto de cooperación que conllevó al envío de brigadas compuestas por médicos, enfermeros y otros trabajadores de la salud a los lugares más afectados y apartados de esos territorios.

Aunque el altruismo solidario de Cuba y en especial de Fidel se evidencia en el sector de la salud, también se ha extendido a otras esferas de la sociedad como la cultura, el deporte, la agricultura y la construcción. Motivos sobran para reiterar las palabras del presidente indígena: «Fidel es el hombre más solidario del mundo».

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

− 8 = two