Juana la loca

Juana la loca (Joquín Sabina)

Después de toda una vida de oficina y disimulo,
después de toda una vida sin poder mover el culo,
después de toda una vida viendo a la gente decente,
burlarse de los que buscan amor a contra corriente,
después de toda una vida in un triste devaneo
coleccionando miradas en el desván del deseo…

De pronto un día
pasaste de pensar que pensarían
si lo supieran
tu mujer, tus hijos, tu portera.
Y te fuiste a la calle
con tacones y bolso y Felipe el Hermoso por el talle.
Desde que te pintas la boca
en vez de Don Juan te llamamos Juana la loca.

Después de toda una vida sublimando los instintos,
tomando gato por liebre; negando que eres distinto,
después de toda una vida poniendo diques al mar,
trabajador intachable, esposo y padre ejemplar,
después de toda una vida sin poder sacar las plumas,
soñando cuerpos desnudos entre sábanas de espuma…

De pronto un día
pasaste de pensar que pensarían
si lo supieran
tu mujer, tus hijos, tu portera
que en el cine Carretas
una mano de hombre cada noche busca en tu bragueta.
Desde que te pintas la boca
en vez de Don Juan te llamamos Juana la loca.

Imagen de previsualización de YouTube
Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

÷ two = three