Archivo de la categoría: Poetisas y Poetas

Con la luz de María Damasa Jova

María Damasa Jova Baró, nació el 11 de diciembre de 1890 en el municipio villaclareño de Ranchuelo. (Foto: Cortesía del Museo Provincial de Historia)

María Damasa Jova Baró, nació el 11 de diciembre de 1890 en el municipio villaclareño de Ranchuelo. (Foto: Cortesía del Museo Provincial de Historia)

María Damasa Jova Baró y Cándida Vizcaíno Contreras se unen en el tiempo. Ambas poseen similar accionar ante el magisterio. La primera murió joven, a los 50 años. Pasados 67 años de su fallecimiento, el 11 de febrero de 1940, su luz se prolonga en maestras como Cándida.

María Damasa Jova Baró y Cándida Vizcaíno Contreras se unen en el tiempo. Ambas nacieron en Ranchuelo, con 73 años de diferencia. Pero no es la única coincidencia. Tal parece que la primera le dejó en herencia a la segunda la candidez de su carácter. Sigue leyendo

Lucrecia González Consuegra, amiga de José Martí

Este es el resultado preliminar de una investigación realizada de conjunto con la periodista cubana María de los Ángeles Romero.

100Una mujer mestiza del centro de Cuba desprende desde las páginas amarillas de su publicación La Armonía, destellos nítidos de un vínculo al Héroe Nacional de Cuba, que nos hace preguntarnos: ¿Fue Lucrecia González Consuegra, amiga de José Martí, olvidada en el tiempo?

Cuando la Villa del Yayabo vio nacer en septiembre 1848 a una mujer mestiza, de origen humilde, pero con intensas inquietudes literarias, sus coterráneos y familia no tenían ni idea de cuán valiosos serían sus aportes para el patrimonio cultural de Sancti Spíritus. Sigue leyendo

Tony Guerrero, dos poemas y yo

No lo esperaba. Cuando vi en mi muro de Facebook el enlace compartido por la colega Karina Marrón no imaginé que entre los Resultados del Concurso de Poesía «La Joven Cuba por los Cinco» aparecería mi nombre.

Me bastó leer en el post las palabras de Tony Guerrero: «Luego de analizar detalladamente las obras presentadas por los 23 participantes de varios paises», para comenzar a sentir una emoción indescriptible al imaginarlo leyendo los dos poemas que envié al Concurso.

Desde el párrafo anterior ya me sentí incluida y premiada, pues como bien se dice fui una más entre quienes respondimos a la convocatoria porque: «El hecho de saber que Antonio Guerrero y Gerardo Hernández serían quienes harían el papel de jurado, motivó a muchas personas a participar (…)» Lo importante consistió justamente en la participación, nada más.

En lo personal fue una manera de comunicarme con Tony, a quien admiro por su sensibilidad ante los más mínimos detalles. Como los que nos dejó ver en Hojas del Diario. Fueron textos escritos desde la prisión FCI Florence durante el 2010. En esos escritos, por ejemplo, leí la dulzura de su alma, con la gran capacidad de admirar la naturaleza. Sigue leyendo

El regalo de un amigo

El amigo Oscar Parrado Álvarez, desde Camagüey, me hizo llegar estas décimas. Le doy las gracias por su gentileza y las comparto con mis amigos.

Las décimas dicen:

Una abeja del teclado

Un buen día me encontré

Con gran tino la admiré

Por su verbo destacado

Amanezco iluminado.

Con su palabra certera

Es muy  dulce compañera,

En la red es incansable

Una musa inolvidable

Periodista verdadera.

Yo te siento verdaderaPor tu palabra segura

El derroche de ternura

Con tu adarga justiciera.

En tu vida no hay espera

Para rápido informar

En el duro batallar

Contra la pérfida fiera

que te acecha traicionera

del otro lado del mar.

Yo te voy a compararCon la belleza del monte

Con el canto del sinsonte

Y la sonrisa del mar.

No te voy a sublimar

Porque eres muy humana

Eres sol en la mañana

Agua pura, cristalina

En las piedras, piedra fina

Bella, tropical gitana.

Agustín de Rojas, santaclareño peculiar

Y siento más tu muerte que mi vida…

Por  Ricardo Riverón Rojas.

Aunque Agustín de Rojas y yo somos de la misma edad, su eternidad llegó primero que la mía, no porque haya muerto, sino porque su obra ha viajado más lejos y en ella el tiempo tiene más peso específico. Su obra digo, que merece mayor reconocimiento.

No fuimos grandes amigos. Tampoco enemigos. Discrepamos mucho, eso sí, desde aquel lejano 1980 en que se apareció en el taller literario “Juan Oscar Alvarado” con el manuscrito de Espiral, novela con la que ganaría el premio David de ese mismo año.

Agustín abogaba por una poesía que alejara los pies de la tierra mientras yo exigía lo contrario. Ambos ganados por la gran discusión literaria de la época: una poesía de circunstancias versus otra de esencias. Aún ignoro si ambos teníamos razón o en qué por ciento los dos nos equivocábamos.

Pero. ¿saben cómo terminaban aquellas “enconadas”discusiones? Pues con la lectura de las “Actas del taller” que Agustín se esmeraba en redactar, verdaderas joyas de la ironía socarrona que lo caracterizó y tanto nos hizo reír, o rabiar, como mismo lo hicieron sus infinitas cartas donde, ajedrecista hasta el final, ponía numerosas trampas sofísticas a sus interlocutores para agarrarlos fuera de base y comerles la dama o darle jaque mate al peón más simple.

Tiene razón Arístides Vega, se nos va un niño travieso: aquel que se propuso demostrarle a Pablo René Estévez que la Estética no es una ciencia y para ello hiló una larga longaniza de ejemplos que ningún doctor pudo rebatir con el mismo ingenio que él derrochó en sus devaluaciones.

Aquel debate, que despertó un interés desmesurado, condujo a su más controvertido libro, del cual fui editor. Catarsis y sociedad (Ediciones Capiro, 1993) en su recorrido editorial tuvo un final parecido al de la fiesta del Guatao, primero por la bronca en torno los honorarios -que me ganó- y, finalmente, por la polémica con Jorge Ángel Hernández y Omar Valiño, vertida en las páginas del suplemento Huella. Sigue leyendo

Toma una sonrisa

Por Mahatma Gandhi

Toma una sonrisa,
regálala a quien nunca la ha tenido.

Toma un rayo de sol,
hazlo volar allá en donde reina la noche.

Descubre una fuente,
haz bañar a quien vive en el barro.

Toma una lágrima,
ponla en el rostro de quien nunca ha llorado.

Toma la valentía,
ponla en el ánimo de quien no sabe luchar.

Descubre la vida,
nárrala a quien no sabe entenderla.

Toma la esperanza,
y vive en su luz.

Toma la bondad,
y dónala a quien no sabe donar.

Descubre el “amor”,
y hazlo conocer al mundo.

Acoplados

Las figuras geométricas
sueñan como viajeros
a la orilla de un acama.                                        rompecabezas3
Las de contornos masculinos
insertan sus ronquidos
entre maternales senos.
Las otras acomodan sus curvas                              
entre los bordes
que suben y bajan
bajan y suben
como almas en busca
del sabor del cansancio.
rompecabezas13Allí están las figuras.
Mutando,
acoplando,
componiendo.
Solo quedan libres
las siluetas de unos besos,
las líneas descriptivas
de dos sexos.
Solo les falta ensartar
la última pieza
y armar el más humano
rompecabeza.
                                          5-12-01

Alfonsina y la igualdad entre el hombre y la mujer

igualdadEn 1931, el Intendente Municipal nombró a Alfonsina jurado y es la primera vez que ese nombramiento recae en una mujer. Alfonsina se alegra de que comiencen a ser reconocidas las virtudes que la mujer, esforzadamente, demuestra.

«La civilización borra cada vez más las diferencias de sexo, porque levanta a hombre y mujer a seres pensantes y mezcla en aquel ápice lo que parecieran características propias de cada sexo y que no eran más que estados de insuficiencia mental. Como afirmación de esta limpia verdad, la Intendencia de Buenos Aires declara, en su ciudad, noble la condición femenina», afirma Alfonsina en un diario al referirse a su designación. 

 Tomado del blog Alfonsina Storni