Archivo de la etiqueta: alumna

Darilys: todos te quieren tanto

La taza de café no podía faltar entre nosotras, en un desafío absoluto a las gastritis que compartíamos. Hoy pagas tú, mañana pago yo… yo pago siempre, tú pagas siempre. Cada tarde en el mismo lugar, y jurábamos sin decirlo literalmente permanecer juntas en el mejor periódico del mundo, ese que nos tragaba el alma cuando una coma salía desajustada, o las metáforas sobrevolaban el raciocinio periodístico o los tachones se hacían omnipresentes en las planas revisadas. Sigue leyendo