Archivo de la etiqueta: cumpleaños

¿Al derecho o al revés?

Un año más. Esta vez dos dígitos se combinan a capricho, de izquierda a derecha (41) o viceversa (14). De una u otra vuelta, igual me siento nuevamente, y con doble motivo, muy feliz.

Es hora de cierre en el periódico donde trabajo y aquí estoy. Sin tiempo para celebrar —con bebibles y comestibles— el aniversario de mi nacimiento. Entonces prefiero optar por una fiesta donde redacto notas informativas, bien para la web de Vanguardia o alguno de mis blogs.

Ni siquiera un breve descanso durante la noche tendré, pues debo asistir a la anunciada puesta en escena de la obra Fabio, un canto contra el terrorismo del cual ya les hablaré más adelante. Únicamente me permito un breve descanso en la lectura de tantos libros sobre teoría de género, comunicación y desarrollo local.

Aun así, este cumpleaños se lo dedico a la superación profesional. Bien vale la pena.

Motivos sobran para que, a partir de hoy, el almanaque comience a contar mis años como periodista y no como la mujer madura que soy. A fin de cuenta, la edad se mide más por las emociones que por las canas o arrugas en el rostro.

Una primera llamada, inesperada, me despertó este 24 de junio. Luego el beso de mi hija, los mensajes de muchos amigos en el muro de Facebook, o por el correo electrónico, los besos y abrazos de mis colegas y compañeros de trabajo han convertido en jornada especial este día de San Juan. En el que no ha podido falta un concierto de Gilberto Santarosa para amenizar el trabajo.

Otra vez Remedios esperó por mí. A cambio deseo que la tarde termine con un buen aguacero para que igual a otros años, como niña traviesa, bañarme bajo el torrencial que tanto limpia y alivia, de los pies a la cabeza, o viceversa.

La hermana de Juana

A muchos cubanos les da lo mismo Juana que su hermana. Al añejo refrán aluden aquellos que cogen poca «lucha» con las cosas. Y mire usted que curioso, una de esas personas es la hermana de esta que ahora escribe.

Cómo me gustaría tomar la vida con la misma calma que ella. Y no es que se desentienda fácil de sus responsabilidades como madre, hija, esposa, hermana y excelente logopeda. No lo crea así.

Odalis, o mejor mi Chichi —así la he nombrado siempre— llega hoy a sus 39 años. Y es de esos seres que al verlos con tanta parsimonia obliga a decir: «Tiene sangre de horchata». Pero con todo el buen humor del mundo regaña con fuerza a su hija cuando la ocasión lo amerita. Incluso, le agradezco que en más de una vez le haya llamado la atención a su única sobrina. Es decir, a mi Bety.

Es la menor en edad, sin embargo me aventaja en tamaño. Sumamente callada ante las cosas que desconoce. Mas, cuando habré la boca… ¡Aguántese! Le dirá la pura verdad en pleno rostro a quien tenga delante. Sigue leyendo

Fidel, varias fotos y la gran polémica en Facebook

Admirada por su excelente recuperación y buen estado de salud, decidí compartir, el 14 de julio pasado —en la red social Facebook— algunas fotos del Comandante en  Jefe Fidel Castro Ruz.

Una de ellas fue tomada durante su encuentro con especialistas del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial. Aparece vestido de camisa a cuadros de color azul claro. «Esta foto me gusta, me encanta, Fidel se ve muy bien». Con este pie de foto etiqueté a varios amigos.

De inmediato aparecieron los comentarios. Muchos a favor y para elogiar la aparición en público del líder de la Revolución cubana. Mas, no faltaron quienes se sumaron con la pretensión de desvirtuar la alegría que se vivía en la Isla durante esos días en que comprobamos una vez más la fortaleza moral y física de Fidel.

Comenzó, así, la polémica. En pocas horas, una porción de mi muro en Facebook se convirtió en un abejero. Por un lado las opiniones de los laboriosos periodistas y amigos de Cuba ofrecieron sólidos argumentos. Al unísono apachurramos a los «zánganos» que desde Miami u otros lugares del mundo, entraron a ofender, o más bien a evadir la realidad omitida en los grandes medios de comunicación.

Por un momento creí que la lista de comentarios no tendría fin. Unas 267 personas expresaron que les gustaba la foto. Finalmente, las opiniones añadidas llegaron a 916. Sigue leyendo

Melba, eternamente Melba

El 28 de julio del 2000 vivimos una eterna jornada… Romántica, porque estuvo dedicada a una mujer risueña, a una joven que, con la misma disposición con que asaltó el Moncada, festejó junto a nosotros una sede por el Día de la Rebeldía Nacional bien ganada.

Entre todas las féminas, durante aquella mañana, ella lució como la más bella. Luego de dormir placenteramente las primeras horas de la mañana, apareció ante la vista de los presentes conducida por las federadas y pioneros de Villa Clara.

Al verla sentí que era cierto ese temor de hallarme…atrapada por la alegría que impregna a los caminos por donde transita. Todos lo comentamos. Parecía una quinceañera, feliz por encontrarse celebrando su cumpleaños 79 en al Ciudad del Che.

Entonces la llenamos de regalos. En reciprocidad nos dejó estas palabras: «Soy villaclareña. Cuando conocí que alcanzaron la sede compartida con Pinar del Río y Ciudad de La Habana, sentí a Villa Clara dentro de mí. Ahora, le pido a este pueblo, que es mi pueblo, que se convierta en el primer ayudante de Fidel.» Sigue leyendo

Los 80 de Chiquitica

Es una grandiosa mujer. Mas, todos la nombran Chiquitica. Dice que fue su padre quien le adjudicó el apodo. Sin ser la menor de los siete hermanos, tal vez se lo ganó por la pequeña estatura.

Estatura que a los 80 años, cumplidos este 9 de junio, se eleva mientras la rodean hijos, nietos, bisnietos, sobrinos, yernos, nueras y amigos. Tronco y sostén de una familia forjada desde los valores y principios revolucionarios. Sobre todo a golpe de batea y plancha al carbón.

Sí, porque bastante ropa lavó y planchó para contribuir a la alimentación de sus cinco descendientes. Entre tanto, el esposo, ya fallecido, recorría los campos hasta encontrar dónde cortar caña y recibir un pago que alcanzara para lo necesario. A veces, él se valía de su prodigiosa voz, para en bares y cantinas, tras cada canción recibir algunos pesos que garantizaran la vestimenta y el calzado de todos en la casa.
«Con esa voz me enamoró», narra ella de vez en cuando. No olvida los boleros que en tantas ocasiones le dedicó, o cantaron a dúo. Muchas veces para evadir en él los celos y erradicar en lo posible sus actitudes machistas.

Un puntal humano y comprensible. Eso es Lilia Águila Quevedo, la Chiquitica que en 1960 aceptó el cargo de presidenta del Comité de Defensa de la Revolución (CDR), en una de las últimas cuadras de la calle Ignacio Agramonte, en el municipio de Cruces, de la provincia Cienfuegos. Todavía se mantiene en el cargo.
«¿Hasta cuándo estarás al frente del CDR? Ya es hora de encontrar tu relevo», le digo cada vez que la visito. Pero ella, infatigable ama de casa, fidelista desde la cabeza a los pies, únicamente responde: «No me molesta seguir dirigiendo la cuadra, además, ya me he ganado el respeto de los vecinos y responden ante cada tarea».

Este miércoles, su mirada no es tan clara como de costumbre. Recientemente se sometió a una operación del ojo izquierdo y todavía se recupera. No obstante, siente el cálido abrazo y el beso cariñoso de quienes vienen a felicitarla. Sigue leyendo

¡Felicidades Tocaya!

juana-bacallao La inigualable Neris Amelia Martínez Salazar, Juana Bacallao, celebró este 26 de Mayo sus 85 años. Tan jovial como siempre y con el humor criollo que la caracteriza estuvo presente esta tarde en Radio Taíno. A penas logré escucharla en los últimos minutos del programa, mientras dialogaba con José Luis Cortés  (El Tosco).

La cubanísima cantante agradeció las llamadas de todos los amigos que la felicitaron publicamente.  A mí solo se me ocurren estas líneas para sumarme a las congratulaciones que merece tan peculiar tocaya e intérprte excepcional.

Mis recuerdos para el Señor de la Vanguardia

camilo-cienfuegosPrefiero pensarte en febrero. Cuando las mañanas llegan con el amor del segundo mes del año. Cuando las frías brisas del invierno desaparecen al evocar tu cálida sonrisa.

En octubre los mares se colman de flores por ti. Mas, opto por traerlas ahora. Para entregártelas por los 78 años que cumplirías este sábado. Me niego a imaginarte perdido entre las olas. Mejor elijo soñarte con barba canosa y la melena, larga todavía, rozando con el gris del tiempo. Conjugando así la experiencia y la jovialidad que nunca te abandonará. 

Juguetón y jaranero como el niño que fuiste. Presto siempre al humor criollo y a la palabra recta. Tan imparcial como las pronunciadas en aquel discurso donde, con ronca voz, inmortalizaste los versos de Bonifacio Byrne:

«Si desecha en menudos pedazos/llega a ser mi bandera algún día/nuestros muertos alzando los brazos/la sabrán defender todavía».

Nunca mediste el peligro. Tu amigo el Che lo afirmó. Decía que para ti, cada momento de riesgo lo utilizabas como una diversión. «Lo toleraba, lo atraía y lo manejaba; en su mentalidad de guerrillero no podía una nube detener o torcer una línea trazada», escribió el Comandante Guevara  en la dedicatoria del libro Guerra de Guerrillas.

Como hombre del pueblo te calificó Fidel. Y en el pueblo existen muchos como tú. A ellos les preguntamos a cada instante si vamos bien. En caso de no ser así buscamos el mejor camino para perfeccionarnos. Con la guía de tu ejemplo, cada cubana y cubano se convierten en artífices de esta Revolución. De una obra socialista por la que no puede pasar la más leve sombra del cansancio o de la decepción.

Sí, prefiero pensarte en febrero. Sobre todo en un año dedicado a multiplicar esfuerzos, a librar nuevos combates diarios. Y entono junto al trovador: «Te canto porque estás vivo, Camilo, y no por que te hayas muerto».