Archivo de la etiqueta: derechos humanos

Con derecho a «inventar»

Cada niño cubano disfruta el derecho de ser feliz.

Llegará el día en que mis nietos pregunten qué significa la palabra Bloqueo. Será cuando les narre las anécdotas de otros niños nacidos y criados al ritmo de «inventos». De creaciones exclusivas que para entonces causarán risa.

A esos pequeñines que peinarán mis canas les explicaré por qué se convirtió en algo normal empatar cables eléctricos con pedacitos de jabitas de nailon, coser zapatos en lugar de pegarlos, hacer soques para bombillos con tres puntillas, crear interruptores con tubos de desodorante Sport, fabricar juguetes con cuanto pomo plástico y laticas de cerveza o refresco aparecieran u otras tantas «maravillas» hechas por los cubanos.  Ocurrencias con las que hemos aprendido a vivir bloqueados.

Sí, tal vez, para los hijos de mi hija esas sean simples alucinaciones de una vieja. Por eso para ellos trabajo a estas horas. Leo las notas de prensa y siento pena por los nietos de otras que ahora aúllan hacia los vientos del norte, para recibir unas monedas a cambio. Claro, esa es la manera en que ellas asumen su derecho a inventar. Sin darse cuenta de que escenifican la versión moderna de Tartufo. ¡Pobre gente!, escribiría Moliere este sábado 10 de diciembre. Sigue leyendo

Confía

Confía en la cosas que te dan felicidad.

Confía en los sueños que siempre anhelaste
y déjalos que se conviertan en realidad.

La vida no hace promesas sobre lo que te reserva el mañana.

Debes buscar tus propios ideales y animarte a cumplirlos.

Tampoco te da garantías sobre lo que tendrás.

Pero te ofrece tiempo y arriesgarte a encontrarlo,
y a revelar algún secreto que encuentres en tu camino.

Si tienes voluntad para hacer buen uso del talento
y de los dones que son sólo tuyos,
tu vida estará llena de tiempos memorables
y de inolvidables alegrías.

Nadie comprende el misterio de la vida o su significado:
pero para aquellos que deciden creer
en la verdad de lo que sueñan y en sus fuerzas:
¡La vida es un singular regalo, y nada es imposible!

Que los deseos se mantengan siempre en movimiento
y los sueños los lleven siempre hacia adelante.

El gran logro será que aprendan a brindar amor y luz a quienes toquen sus vidas.

Los derechos de Leslie

Ya cumplió 11 años. Puede ver, escuchar y comunicarse con familiares y amigos. Se divierte frente al televisor, o mientras juega en la computadora. Muchas veces es quien responde cuando siente el timbre del teléfono en la casa.

Aunque no tenemos vinculo familiar, Leslie Machado Hernández me dice tía. Son de esas satisfacciones que nos deja esta profesión, cuya esencia radica en hurgar hasta encontrar los detalles de la cotidianidad de los cubanos. De encontrar la fórmula mágica con la cual le extraemos al andar diario historias maravillosas, y reales. Vivencias que calan en los más hondos sentimientos personales.

Por eso, nunca le he perdido el rastro a Leslie. La primera entrevista a su progenitora —en el 2000—, me obligó a seguir su evolución. Cada vez que veo sonreír a la niña, recuerdo el día en que la conocí. Todavía estaba en el círculo infantil. Carmen, su mamá, relató con ojos llorosos cómo descubrió —tal vez por los instintos maternales— que su pequeña con a penas tres meses de vida, crecería sin poder ver ni escuchar lo que acontecería a su alrededor.

«Nació sordo-ciega y estuve a punto de enloquecer», me dijo en ese momento. Pero las bondades de Cuba se imponen hasta cuando la naturaleza intenta limitar los derechos humanos. Sigue leyendo