Archivo de la etiqueta: ejemplos

Irma Sehweret Milejan: Fortaleza moral

Irma, retrato de Tony Guerrero

Una persona expresiva, con la fuerza de la verdad. Así es Irma Sehweret Milejan.  Considera que Ciego de Ávila supo ganarse la sede del acto nacional por la efeméride moncadista. También se sintió feliz al saber que Villa Clara y Cienfuegos resultaron Destacadas.

«Cada una de esas provincias exhibe resultados reales, una los aprecia cuando las visita», dijo con vehemencia esta mujer que al escucharla, a nadie le quedan dudas de que en su vientre se engendró un héroe.

«Detesto los discursos manidos, las palabras dichas para hacer creer que las cosas andan bien. Eso hace mucho daño. Prefiero hablar como pienso y siento», advirtió varias veces durante el diálogo sostenido con los integrantes del Grupo Provincial en apoyo a los Cinco Héroes cubanos, presos injustamente en los Estados Unidos.

Irma, la mamá de René González Sehweret, compartió su sentir en las actuales circunstancias. Cuando crece la solidaridad con la causa defendida por los antiterroristas, pero, «no es suficiente, el mundo es muy grande, tenemos que seguir, no nos podemos cansar». Sigue leyendo

Dalia Dávila Iriarte: Excelente Pedagoga

d-davila-pedag-cga-1La tarde de este 26 de noviembre resultó muy emotiva para Dalia Dávila Iriarte. Hasta su vivienda, en Alemán # 161, en la ciudad de Santa Clara llegaron cinco alumnas del preuniversitario pedagógico Mariano Clemente Prado, con el propósito de reconocer su labor como protagonista de la Campaña de Alfabetización que culminó el 22 de diciembre de 1961.

Un ramo de rosas rojas constituyó la máxima expresión de admiración por quien desde los 17 años se vinculó al magisterio. Las jóvenes mostraron interés por aquellas anécdotas inolvidables, a lo que Dalia respondió: «Es difícil elegir alguna dentro de ese pasado tan ferviente. Un maestro acumula muchas vivencias y pocas veces las olvida. Unas pueden ser alegres y otras tristes. Por ejemplo, lamenté mucho el asesinato de Manuel Ascunce y su alumno Pedro Lantigua.

«Nunca lo conocí personalmente. Me encontraba alfabetizando en Cauto Embarcadero, en la antigua provincia de Oriente. Entre las 50 familias que atendía vivía una prima de Ascunce y compartí con ella el dolor de saber cómo los bandidos de Escambray le quitaron la vida a un joven tan dinámico, entusiasta y decidido a ser maestro».   Sigue leyendo