Archivo de la etiqueta: heroína

Cubanos recuerdan a la heroína Celia Sánchez Manduley

Bayamo, 9 ene (AIN) Con diversas acciones, el pueblo cubano recuerda a la heroína Celia Sánchez Manduley, una de sus personalidades más queridas, por la participación en la lucha guerrillera y la construcción del socialismo.

A 32 años del deceso de la revolucionaria, ocurrido el 11 de enero de 1980, el homenaje cobra relevancia en la  provincia de Granma, sobre todo en los municipios de Media Luna, lugar de nacimiento; Pilón, donde vivió 16 años, y  Manzanillo, escenario de acciones clandestinas.

En Media Luna, trabajadores del museo ubicado en la casa natal de la combatiente realizan, desde el pasado día cinco, juegos didácticos, recorridos, charlas y proyecciones de videos, para alumnos de diversos niveles.
Este martes, exhibirán objetos de la etapa estudiantil de Celia, y el día 11 colocarán una ofrenda floral ante la singular escultura que recuerda, en el Parque de los Mártires, a la primera mujer incorporada el Ejército Rebelde.

Marlene Guerra, conservadora del museo, dijo a la AIN que la institución efectuará el miércoles un mitin especial.

El doctor Guido Yero, director en funciones del hospital universitario Celia Sánchez Manduley, en Manzanillo, anunció que allí habrá este martes una jornada científica de enfermería, y el miércoles un conversatorio sobre la heroína.

Agregó que el tributo comenzó el jueves último, con trabajo voluntario en diversas áreas de la institución.

También en la Perla del Guacanayabo, la Universidad de Ciencias Médicas Celia Sánchez Manduley oficializará el día 11 una cátedra honorífica nombrada como la mujer que trabajó 23 años junto al Comandante en Jefe Fidel Castro.

Nacida en 1920, la revolucionaria organizó en 1956 una red humana de apoyo a los expedicionarios del yate Granma, y al morir dejó una estela de simpatía por su modestia, amor a la naturaleza, atención a los humildes y vocación martiana.  (Martin Corona Jeres)

Melba Hernández: Premio a la Dignidad

Melba Hernández Rodríguez del Rey, Heroína del Moncada, estuvo muy ligada al periodismo. Eran los años más difíciles de la lucha contra la tiranía, por lo que su presencia se hizo notar en la prensa clandestina.

Ser cubana es la gloria más grande de su vida, según expresó luego de recibir el  Premio a la Dignidad que otorga la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), en ocasión de celebrarse un aniversario más del asesinato del periodista checo Julius Fucik por las hordas fascistas. Un hecho casi olvidado ya.

La Heroína de Moncada es doctora en Derecho y licenciada en Ciencias Sociales. Desarrolló su labor periodística en los días de combate contra el dictador Fulgencio Batista (1952-1958) en las publicaciones clandestinas «Son los mismos» y «El Acusador».

La también integrante del Ejército Rebelde recibió el galardón de manos de Tubal Páez, presidente de la UPEC, quien aseguró que, de esta manera, esa organización le rinde tributo al premiarla con uno de sus más altos reconocimientos.

Junto a Haydeé Santamaría es la única mujer que tomó parte en las acciones del 26 de julio de 1953, cuando la Generación del Centenario asaltó los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Santiago de Cuba y Bayamo, respectivamente.  (Con información de la AIN)

Celia, huella de un ejemplo

En cada cubano que se caracterice por la modestia, el compromiso revolucionario, la eficiencia y abnegación, se encuentra Celia Sánchez Manduley, la flor más autóctona de la Revolución, que no se marchita en la memoria popular.

Al cumplirse este 11 de enero el aniversario 31 de su deceso, la eterna guerrillera aún permanece en nuestros recuerdos como aquella criatura sensible, que se convirtió en el alma del pueblo de Cuba en los momentos difíciles y de lucha.

Su esencia de luchadora y trabajadora incansable, su modestia y coraje, trascendieron como un ejemplo de inspiración.

Tomado de al edición digital del periódico Granma


Melba, eternamente Melba

El 28 de julio del 2000 vivimos una eterna jornada… Romántica, porque estuvo dedicada a una mujer risueña, a una joven que, con la misma disposición con que asaltó el Moncada, festejó junto a nosotros una sede por el Día de la Rebeldía Nacional bien ganada.

Entre todas las féminas, durante aquella mañana, ella lució como la más bella. Luego de dormir placenteramente las primeras horas de la mañana, apareció ante la vista de los presentes conducida por las federadas y pioneros de Villa Clara.

Al verla sentí que era cierto ese temor de hallarme…atrapada por la alegría que impregna a los caminos por donde transita. Todos lo comentamos. Parecía una quinceañera, feliz por encontrarse celebrando su cumpleaños 79 en al Ciudad del Che.

Entonces la llenamos de regalos. En reciprocidad nos dejó estas palabras: «Soy villaclareña. Cuando conocí que alcanzaron la sede compartida con Pinar del Río y Ciudad de La Habana, sentí a Villa Clara dentro de mí. Ahora, le pido a este pueblo, que es mi pueblo, que se convierta en el primer ayudante de Fidel.» Sigue leyendo

Haydée Santamaría: Una villaclareña en el Moncada

Por Alberto González

Corresponsal de la CMHW en Encrucijada

Como parte de las conmemoraciones por el aniversario 57 de los históricos asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, se celebrará en el municipio de Encrucijada, Villa Clara, tierra natal de Abel y Haydée Santamaría Cuadrado, un homenaje a la heroína del Moncada.

De acuerdo con el reporte de nuestro corresponsal Alberto González, el coloquio se efectuará el día 28 de julio, y durante el encuentro se evocará la infancia de Yeyé, como llamaban a Haydée, de niña, y su posterior trayectoria.

Haydée Santamaría Cuadrado.

La destacada revolucionaria cubana que participó en el ataque al Moncada, la lucha clandestina y los combates en la Sierra Maestra, es ejemplo para las nuevas generaciones.

Haydée Santamaría Cuadrado [1922-1980], sintió que participar en el asalto al cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, cambió definitivamente su modo de mirar la vida. La impresión de aquellos instantes nos llega hasta hoy en sus palabras: «Hemos conocido cosas como todos los cubanos, unas más grandes, otras más pequeñas, pero todas con un sentido profundísimo. Nos hemos preguntado por qué razón, si hemos vivido después del Moncada, la Sierra –antes de la Sierra, la clandestinidad– después un 1959, un Girón, cosas enormes, ¿qué razón hay para que el Moncada sea algo distinto a lo otro? Y esto no quiere decir que podamos querer más a uno que a otro.»

Haydée perdió en aquellas horas a muchos jóvenes queridos y valiosos. Perdió a su hermano Abel (cuyos ojos, tan bellos, le fueron arrancados), a su novio Boris; tuvo que seguir adelante sin desprenderse del dolor de las torturas y los asesinatos de aquellos muchachos que fueron serenos a defender una vida digna aunque fuese al costo de la muerte. Debió seguir viviendo para no flaquear en su lucha de revolucionaria.