Archivo de la etiqueta: hombre

Un holguinero a congreso de mujeres

Manuel Fernando Martínez Bruzón es uno de los hombres más privilegiados de Cuba, pues asistirá como invitado especial al X Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), que se celebrará en La Habana en marzo próximo.

Conocido como Fernando el maestro, ese mérito le fue conferido como reconocimiento a su prolífera vida al servicio de la comunidad y a su notoria labor como psicopedagogo en la Casa de Orientación a la Mujer y la Familia de su terruño natal en el municipio holguinero de Báguano.

Durante esos días, en la capital de todos los cubanos, indicó, compartirá sus experiencias de casi tres décadas sobre el trabajo de esa entidad municipal de asesoría e información instituida en el país por Vilma Espín Guillois como presidenta fundadora de la FMC. Sigue leyendo

Martí, el amor y el matrimonio

No por gusto se dice que José Martí se adelantó a su época en todos los aspectos de la vida. Ahora que se acerca el Día de los Enamorados, comparto estos fragmentos —recopilados por el profesor Raúl Valdés Vivó— donde el Héroe Nacional de Cuba ofrece sus criterios sobre las relaciones amorosas y el matrimonio, nada alejadas de la realidad que vivimos hoy.

Martí tan juvenil que en sus cuadernos de apuntes recomienda lo que ahora se hace en todo el mundo por las parejas, en particular las jóvenes, y que una generación atrás era inconcebible excepto entre los pobres sin recursos para hacer y mantener el matrimonio y que acudían al vilipendiado concubinato. Escribe:

«Debe hacerse —salvo malicia— lo que hacen ciertos indios del Estado de Veracruz —tomarse a prueba. Vivir bajo el mismo techo. Ir juntos al arroyo.

Cargar juntos la leña. Oírse y conocerse. —Y si la simpatía definitiva de las almas no sanciona la atracción pasajera de los cuerpos — separarse. El equilibrio entre las condiciones de los cónyuges, y su mutuo conocimiento, son en el matrimonio las únicas condiciones de ventura. —Lo demás es jugar a cara o cruz.»

Todavía más, Martí se pregunta y contesta como haría hoy cualquier joven:
¿Porqué ha de hacerse —con riesgo de la ventura de la vida— punto de honor que los que han sido novios sean cónyuges?—El honor mismo exige que no nos pongamos en condiciones de faltar a él—¿Sobre la mera simpatía —esa mera mariposa— ha de construirse cosa tan maciza como un hogar? Sigue leyendo