Archivo de la etiqueta: magisterio

«Soy una investigadora por encima de todo» (+Video: La historia de otros tantos como yo)

Maricel Carpio Jiménez labora como maestra de 5.º grado en la escuela especial Fructuoso Rodríguez y durante el recién celebrado evento de Pedagogía 2019 recibió el premio a la Mejor Investigadora de Villa Clara.

Escuela Especial Fructuoso Rodríguez de Santa Clara
Maricel Carpio Jiménez enseña Español y Literatura a través del lenguaje por señas. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Investigar ha sido la palabra de orden para Maricel Carpio Jiménez. Cuando se graduó en 1978 de Maestra Primaria y subió a Topes de Collantes, muy lejos estaba de suponer que la vida le impondría aprender, en 1996, el lenguaje de señas para impartir las materias de Español y Literatura en secundaria básica.

Sigue leyendo

Un educador que vale

No es únicamente por su apellido. Los valores personales y profesionales de José Vale Marrero poseen un aval de 50 años en el ejercicio como docente.

Por eso guarda con mucho celo y amor el diploma que lo acredita como egresado del Curso Emergente de Maestros. Lo recibió el 6 de agosto de 1969. Para algunos puede ser un simple papel amarillento. Pero para él significa el inicio de una trayectoria laboral que comenzó en Corralillo, específicamente en la Esbec Aurora Rivero Hernández, el 1.º de septiembre de 1969.

Educador José Vale Marrero.
José Vale Marrero. (Foto: Osmaira González Consuegra)

«Tenemos que rescribir la historia del magisterio —dice—, y recordar que con escuelas como esa se dio inicio a un sistema educacional sin precedentes. Hoy esa instalación se utiliza para atender a personas con dificultades psíquicas. Tal vez por eso se ha olvidado que fue una de las primeras secundarias en el campo, antecesora de las que después se construyeron como grandes edificios de mampostería con la tecnología Gran Panel».

Sigue leyendo

Néstor Martínez Ramírez, un enamorado de Cuba

Congreso Internacional Pedagogía 2011

«Cuba es el gran aula latinoamericana», opina el Ingeniero Néstor Martínez Ramírez, catedrático mexicano que asistió al más trascendental evento de los pedagogos cubanos. Durante su estancia en la capital cubana, presenció la multitudinaria Marcha de las Antorchas realizada la vípera como homenjae de los jóvenes cubanos en el 158 aniversario del natalicio de José Martí.

Foto: Juvenal Balán Neyra

Culminó el Congreso más trascendental de los pedagogos latinoamericanos. Desde el pasado 24 de enero y hasta la víspera, sesionó en el Palacio de Convenciones de La Habana, el encuentro que cada dos años aúna voluntades a fin de que la educación en la región se fortalezca.

A partir de las experiencias compartidas y con la mirada fija en las buenas prácticas de Cuba, en el continente se multiplica el ejemplo de la Mayor de las Antillas. Esta vez, cerca de 3 mil participantes de unos 20 países, intercambiaron en la capital cubana las metodologías aplicadas en sus respectivos escenarios docentes para lograr la educación en valores, así como la preservación de las historias y culturas autóctonas.

Una de las delegaciones más numerosas, con casi 300 integrantes proviene del hermano pueblo mexicano. Entre ellos asistió por quinta ocasión consecutiva el Ingeniero Hidráulico Néstor Martínez Ramírez, catedrático, además, del colegio de bachilleres de Irapuato, estado mexicano de Guanajuato.

— ¿Por qué, desde el 2003, muestra interés por asistir a las sesiones de este Congreso?

— Principalmente, porque lo considero un aula gigante donde los latinoamericanos venimos a aprender de los cubanos. A ustedes los distingue la solidez en la educación. Desde el hogar los niños se educan y luego la escuela complementa el proceso de instrucción y aprendizaje. En este sentido, opino que el rol familiar resulta esencial y aprecio que en Cuba poseen una estrategia bien diseñada para alcanzar niveles educativos favorables. Sigue leyendo

Dalia Dávila Iriarte: Excelente Pedagoga

d-davila-pedag-cga-1La tarde de este 26 de noviembre resultó muy emotiva para Dalia Dávila Iriarte. Hasta su vivienda, en Alemán # 161, en la ciudad de Santa Clara llegaron cinco alumnas del preuniversitario pedagógico Mariano Clemente Prado, con el propósito de reconocer su labor como protagonista de la Campaña de Alfabetización que culminó el 22 de diciembre de 1961.

Un ramo de rosas rojas constituyó la máxima expresión de admiración por quien desde los 17 años se vinculó al magisterio. Las jóvenes mostraron interés por aquellas anécdotas inolvidables, a lo que Dalia respondió: «Es difícil elegir alguna dentro de ese pasado tan ferviente. Un maestro acumula muchas vivencias y pocas veces las olvida. Unas pueden ser alegres y otras tristes. Por ejemplo, lamenté mucho el asesinato de Manuel Ascunce y su alumno Pedro Lantigua.

«Nunca lo conocí personalmente. Me encontraba alfabetizando en Cauto Embarcadero, en la antigua provincia de Oriente. Entre las 50 familias que atendía vivía una prima de Ascunce y compartí con ella el dolor de saber cómo los bandidos de Escambray le quitaron la vida a un joven tan dinámico, entusiasta y decidido a ser maestro».   Sigue leyendo