Archivo de la etiqueta: mujeres cubanas

Holguineras por la libertad de los Cinco

Tomado del periódico Ahora

Alrededor de 15 mil federadas holguineras protagonizarán la Marcha de la Solidaridad por el regreso de los Cinco, como parte de las actividades del VII Coloquio Internacional por la Liberación de los Cinco Héroes y Contra el Terrorismo, que tendrá por sede a esta ciudad del 16 al 20 próximos.

VII Coloquio por los Cinco en poblados holguineros

La caminata será el viernes 18 en los municipios de Calixto García, Gibara, Rafael Freyre, Báguano y Banes, subsedes del Coloquio, y en el caso de la ciudad de Holguín, será el sábado 19, con salida a las 6: 30 am, desde el estadio Calixto García, hasta el monumento al Che, en la avenida de Los Libertadores, donde asistirán a la Tribuna Abierta y de Solidaridad con los Cinco de conjunto con los participantes en el Coloquio.

En días pasados federadas holguineras reunidas en la Glorieta del Parque Julio Grave de Peralta, aquí, se unieron a las cubanas firmantes de la carta enviada a Hillary Clinton, Secretaria de Estado de Estados Unidos y a Michelle Obama, primera dama de ese país, exigiendo la libertad de los cubanos luchadores antiterroristas presos arbitrariamente en Norteamérica.

Mujeres de fuego

Por Ricardo R. González (Tomado de Vanguardia)

Zoraida Lugo Orama muestra a representantes de las nuevas generaciones, como Sandy Fuentes Cerdá, aquellas imágenes que hablan de historia. (Foto: Carlos Rodríguez Torres)

Abril trajo aquel aire tormentoso «en forma de tornado», cuando aviones enmascarados hirieron el cielo y las barcazas mancharon el mar. Hace cinco décadas del suceso. Por entonces, ya Zoraida Lugo Orama era la primera secretaria en la esfera Educativa que tuvo la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en la antigua provincia de Las Villas.

Recuerda aquella llamada de Vilma Espín tras ocurrir la invasión. Fue inmediata. La sede de la FMC tenía que ser una especie de cuartel y ponerse a las órdenes del Comandante Juan Almeida Bosque, al frente del Ejército del Centro.

«Lo cumplimos –precisa esta mujer devenida historia–. El jefe vino y conversó con Lolita Rosell Anido, la máxima dirigente femenina en la provincia, que incluía a Cienfuegos y Sancti Spíritus, con 32 municipios. El diálogo resultó breve. Almeida sabía cuál era nuestra posición.»

La radio y la televisión emitían sus partes, mientras tanto Santa Clara, como todo el país, vivía horas de tensión. Las mujeres patrullaban las calles, al tiempo que constituyeron una brigada sanitaria y preparaban todo el material dirigido a los hospitales.

«La casa de la organización femenina radicaba en la calle Juan Bruno Zayas, esquina al callejón de Los Ángeles. Permaneció abierta las 24 horas, sin perder de vista a las desafectas ante tanto peligro. Algunas resultaron detenidas, también hombres, como el caso de aquel abogado que se escondió debajo de una cama; sin embargo, todos recibieron el mayor respeto.

«Conocía muy bien a una persona que resultaba sospechosa, y poseíamos algunas informaciones. Durante la agresión no había asistido al trabajo, y aquello me llamó la atención. No teníamos tiempo que perder. Le pedí a una compañera  salir de inmediato, y al llegar a su casa estaba a punto de irse. Dije que me entregara una carterita que portaba, y en su interior trasladaba dos pistolas sin estrenar. Antes, su esposo había partido para internarse en un cañaveral.» Sigue leyendo

Palabras de Martí para las Mujeres cubanas

jose_martiLas mujeres cubanas debemos acercanos más a José Martí por las enseñanzas que nos dejó en sus escritos, ya sean cartas o discursos.

Por ejemplo, en la misiva a Amelia Martí encontraremos la encomienda del hermano para «guardarse de vientos violentos y traidores». O lo que es igual impedir que se inicien «las relaciones de amor en nuestra tierra por donde debieran terminar(…)»

Pero la exhortación más certera que puede recibir una joven es la que Martí eneuncia al finalizar la referida correspondnecia: «Di ¡ternura! y ya eres un mujer elocuentísima».

También desde su prosa, el Apóstol nos define como flor para amar, estrella para mirar y coraza para resistir.

En el amor, le adjudica a su sexo opuesto el don de vencer a fuerza de su belleza —sobre todo la interna—, e incluso, alega que «las mujeres más feas son las más ilustradas». Sigue leyendo

Diana apostó por la mujer… ¡Y venció!

Desde que escuché hablar de la teleserie Diana, el título me sugirió nombre de mujer. Incluso esperaba que apareciera algún personaje llamado así. Pero sandra-140x3002enseguida entendí que se trataba de un símil. De otra manera de sugerir, en cada capítulo, un tiro al blanco de nuestra cotidianidad.

Mas, en su «dardo» 35 lanzado anoche observé con satisfacción cómo Diana se   multiplicó en el rostro de dos niñas. ¿Final inesperado? Sí, al menos para mí.
Sonreí con la ocurrente respuesta de Fernando: «He dado mi aporte contra el decrecimiento poblacional», y lo traduje como la apuesta segura de Rudy Mora a favor de las féminas.

No sé a ciencia cierta si estuvo entre las intenciones del realizador. Lo verídico está en que como espectadora sentí el reconocimiento merecido a quienes procreamos. Celebro la manera respetuosa conque reflejó nuestro mundo interior.

Ahí se reflejaron los distintos conflictos de las mujeres, por eso le concedo todos los méritos y aplausos a esta teleserie. La maternidad, en primer lugar, constituyó el hilo de un collar que enlazó perlas preciosas como Fina — verdadero oro molido, como decía su esposo Evelio—, y qué decir de Violeta, capaz de compartir su corazón y convertirse en Tata para Fernando.

Pocas cuestiones propias de nosotras quedaron al margen. Allí estuvieron las suegras, buenas o menos buenas. Las tolerantes, o no. Las simpáticas como Maíta y las que le dicen al pan; pan y al vino; vino, como la madre de Andrés. Por eso no congenian con nueras parecidas a María Teresa. ¡Y he ahí un punto para detenerse! Sigue leyendo

Todas con Adriana

d02-trabajar-imagenes5ayglibertad-al-amorEn nombre de Adriana Pérez O´Conor, la esposa de Gerardo Hernández Nordelo, y en el de más de 4 millones de federadas cubanas, que como ella no pueden entender este nuevo ensañamiento vengativo, feroz, del Departamento de Estado, que precisamente el día en que cumplían 21 años de casados y por décima vez, acaba de denegarle la solicitud de visado para encontrarse con su esposo, derecho reconocido a toda persona encarcelada en ese país, para ver a sus familiares todos los meses; en nombre de la razón y la dignidad humanas, llamamos a las mujeres del mundo.

Les pedimos que compartan con nosotras el reclamo y la denuncia de este nuevo atentado a la justicia, este acto de extrema violencia, de inaudita crueldad que se hace contra una mujer, por el solo hecho de ser cubana y de tratarse de la esposa de un héroe, un consecuente luchador por la tranquilidad, la seguridad y la felicidad de su pueblo. Sigue leyendo