Archivo de la etiqueta: Música

¡Felicidades Celina!

El colega Ricardo R. González, lo publica en su blog Soy quien soy. Ahora lo reproduzco para los lectores de Juana: Isla y Mujer. La voz de la campiña cubana está de cumpleaños.

La campiña cubana anda, este 16 de marzo, inmersa en un jolgorio, y tiene razones muy especiales porque la Reina de la Música Campesina, Doña Celina González celebra su cumpleaños 83.

Nacida en la localidad matancera de Jovellanos irrumpió en el panorama musical cubano cuando en 1947 hizo dúo con su esposo Reutilio Domínguez para convertirse al año siguiente en el más popular del país luego de su traslado a La Habana.

Sin embargo, la fama no quedó en escenarios cubanos, y en 1952 irrumpieron en locaciones de Nueva York y República Dominicana en lo que sería la primera gira internacional, a la vez que comenzaron las grabaciones para adueñarse de los principales espacios radiales del momento.

Tras la muerte de Reutilio, Celina prosigue en su rol de solista desde 1964, y no es simplemente la intérprete de temas guajiros, es también la compositora y cantora de sones, y quien en 1981 decidió hacer sus presentaciones junto a su hijo Lázaro Reutilio.

Las presentaciones internacionales colmaron la agenda. Estados Unidos, Francia, Japón y Colombia resultaron plazas conquistadas. En este último país constituyó un verdadero hito y ganó sitial de honor que la llevó a repetir visita por más de 30 ocasiones.

Ha compartido la escena con figuras de la talla de Nat King Cole, Pedro Vargas, Oscar D León, Daniel Santos, Rosita Fornés y Cheo Feliciano, mientras su rostro quedó recogido en el celuloide mediante el filme «Rincón Criollo».

Muchas de sus composiciones llevan la autoría compartida con su esposo Reutilio, y sobresalen sus cantos religiosos. Precisamente «A Santa Bárbara», conocida también como «Que viva Changó» constituye una de las cartas de presentación de la intérprete junto a su legendario «Yo soy el punto cubano» para reafirmar sus propias raíces.

Defensora a ultranza de la esencia campesina cuenta con más de un centenar de canciones, son montunos, y guarachas que, también, forman parte del repertorio de otros intérpretes cubanos y foráneos. Sigue leyendo

X Alfonso quiere fabricar arte en toda Cuba

La primera gira nacional del cantante X Alfonso puede catalogarse como el primer paso de un gran proyecto artístico que el joven músico pretende extender a todas las provincias cubanas.

«He hablado de esto como un loro, cada vez que me preguntan», comentó el autor del disco Reverse, al concluir su  noveno concierto en este periplo por la isla. Y es que todavía hace falta conocer más de esta idea suya que germinó a mediados de 2010 para ocupar Pabexpo, uno de los centros expositivo más amplios de La Habana.

No obstante a la premura –creo que no solo por disfrutar del concierto de su colega Rochy Ameneiro, en El Mejunje, sino también para asistir a una noche bohemia en Santa Clara–, X accedió amablemente a conversar con la prensa villaclareña sobre el nuevo reto de llevar su proyecto Fabricar Arte Cubano a cada rincón del país.

«Será –dijo– un movimiento cultural centrado en realizar talleres comunitarios con las personas que tengan talento y deseos de hacer algo. Queremos desarrollarlo tanto en la capital, como en el resto de las provincias, para romper con las diferencias respecto a La Habana porque mi Cuba es una sola. Vamos a intercambiar experiencias entre todos. Contamos en estos momentos con cerca de 200 pintores. Ninguno es habanero.»

De tal manera, X pretende girar con Fábrica de Arte Cubano. Para ello aglutinará a músicos, cineastas, pintores, escultores, fotógrafos, grupos de danza, capaces de crear por sí mismos en los territorios donde residen.

La juventud villaclareña colmó la sala del cine-teatro Camilo Cienfuegos.

La noble propuesta de X pasa casi inadvertida por estos días, ante la  novedad de venir de ciudad en ciudad, desde la oriental Guantánamo, regalándole a los universitarios y estudiantes de arte una multimedia con sus últimas canciones, «por que no las pueden adquirir en soporte físico con facilidad». El material contiene, además, documentos bibliográficos sobre la situación de la infancia en América Latina. Sigue leyendo

Sara González: Aún me queda mucho

Desde la cama del hospital donde se encuentra convaleciente, la cantante cubana confesó su sorpresa al recibir el Premio Maestro de Juventudes y con esa naturalidad que la distingue les dijo a los que la rodeaban: No se preocupen. Aún me queda mucho…

Por José Luis Estrada Betancourt

La ausencia física de Sara González se notó enseguida. Y sin embargo, allí, en el Pabellón Cuba, mientras Marta Valdés, Ramona de Saá, Nersys Felipe, Alfredo Sosabravo, Enrique Pineda Barnet y Fernando Martínez Heredia recibían el prestigioso premio Maestro de Juventudes, parecía que la brisa, dueña de una afinación y de colores asombrosos, tarareaba: ¿Qué dice usted,/ que una mujer no es capaz/ de construir, de analizar,/ y de luchar por la vida?/ Cuando la historia nos grita otra verdad…

De cualquier manera, quedaba la deuda de entregarle la máxima distinción que otorga la Asociación Hermanos Saíz (AHS) a quien, a decir de la poeta y editora Isaily Pérez González, «le ha puesto voz a la Revolución y cuerpo a la cubanía».

Visiblemente feliz y llena de energías, repartió abrazos con auténtico agradecimiento a Abel Prieto, ministro de Cultura; a Liudmila Álamo Dueñas, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC; a Luis Morlote Rivas, presidente nacional de la organización de jóvenes creadores. Ellos fueron a verla al hospital donde se encuentra convaleciente. Y con esa naturalidad que la distingue les dijo: No se preocupen. Aún me queda mucho.

Confesó su sorpresa cuando le anunciaron que se hallaba en la ilustre nómina de las personalidades distinguidas con el Maestro de Juventudes, justo en el año en que la AHS arribaba a su aniversario 25. «Es que se trata de un premio muy grande. Debe sentirse muy honrado todo aquel que la juventud considere sus maestros. Una palabra que encierra una significación muy profunda, porque es como si con tu obra hubieses podido modelar el futuro, como si pudieras ayudar a forjar a los hombres y mujeres que cuidarán, amarán, defenderán y sostendrán a la Patria.

«Este premio me ha permitido tomar consciencia de que, al parecer, lo he hecho bien, y de que mis canciones y mi voz han servido para algo. Por eso me embarga un sentimiento de gratitud total». Sigue leyendo

Bayron Machado Matamoros: Un joven músico en el III Frente Oriental

Por Luis Machado Ordetx

bayronUn joven músico cuenta la historia en torno a su estancia en el  Tercer Frente Oriental, lugar histórico al que asistió durante la ceremonia militar que dejó constituido en abril de este año el Memorial de los héroes y mártires vinculados a esa fuerza guerrillera.

Allá, en las cercanías de Jiguaní, Palma Soriano, San Luis, la loma La Esperanza, El Cobre y Santiago de Cuba, en la zona montañosa de la Sierra Maestra, nueve jóvenes instrumentistas de la Banda de Música del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, fueron a mediados de abril de este año para reforzar la cuerda de viento-metal de la institución homóloga del Ejército Oriental, escogida para participar en la ceremonia oficial que dejaría constituido el Memorial del Tercer Frente organizado y dirigido por el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, según la instrucción de Fidel en aras de enfrentar las fuerzas de la tiranía batistiana en esa región.

Por vez primera, esos músicos formados como artistas profesionales de la Revolución y en cumplimiento por un año del período reglamentado como soldados del Servicio Militar General, iban a un lugar intramontano; la estancia se prolongó por una semana, y durante los ensayos previos y la ceremonia, apreciaron aquellos agrestes parajes en los cuales los guerrilleros se desenvolvieron en ofensiva revolucionaria contra la tiranía derrocada el Primero de Enero de 1959.

Bayron Machado Matamoros, un joven músico graduado en la Escuela Profesional de Arte “Samuel Feijóo”, de Villa Clara, intervino en esa ceremonial militar, y apreció de cerca al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque; no era la primera vez que tenía frente al Héroe de la República de Cuba, pues en otras ocasiones lo percibió durante ceremoniasl oficiales de recibimiento a dirigentes y diplomáticos extranjeros que presentaban sus cartas credenciales ante el Gobierno.

Recuerda el joven de 19 años que, tras la conclusión de sus estudios de nivel medio en música, y en esa fecha en calidad de instrumentista del Batallón de Ceremonias del MINFAR, siempre distinguió a Almeida Bosque no solo por su condición de jefe histórico de la Revolución —al igual que Fidel, Raúl, Ramiro y Guillermo García Frías—, sino también por una jovialidad caracterizada por el sentido humanista; de franqueza coloquial, y de sencillez. Sigue leyendo