Archivo de la etiqueta: Pastorita

La obra de Pastorita Núñez, heroína habanera y de Cuba

Por Marta Denis Valle*

La Habana (Prensa Latina) Cuánto agradece La Habana a Pastorita Núñez, mujer rebelde de su tiempo que dotó la ciudad de edificios y barrios que el pueblo bautizó con su nombre, tras participar en la lucha clandestina y en la Sierra Maestra.

Cuando regresó a La Habana en 1959, asumió el proyecto de edificación más novedoso en la historia republicana: crear barriadas decorosas para gente humilde, a partir de la transformación de la corrupta Renta Nacional de Lotería en fuente de ahorro y base inicial de las inversiones.

En La Habana y otras ciudades existen repartos bautizados por el pueblo como las casas y los edificios de Pastorita, a pesar de su advertencia reiterada: ‘solo fui la inversionista de la Revolución, la persona que escogió Fidel Castro para dirigir el Instituto Nacional de Ahorro y Viviendas (INAV)’.

De la nómina de la disuelta Lotería Nacional tuvo que eliminar a cinco mil de los llamados botelleros -cobraban sin trabajar- y, sin ser ingeniera ni arquitecta, buscó asesoramiento en el Colegio Nacional de la especialidad, que puso en sus manos a capaces profesionales.

Pastorita Núñez, constructora de sueños

Mediante un mensajes del grupo  Yo apoyo a la revolución cubana de Facebook  recibí esta reseña sobre la vida Pastorita Nuñéz, fallecida recientemente y deseo compartirla con los lectores de mi blog.

Por Miguel Enríquez

Desde el mismo día en que nació el 27 de abril de 1921, Pastorita Núñez González ganó el calificativo de “rebelde” porque, según cuentan, no paraba de llorar, en manos de la partera. Y no lo perdió ni lo perderá nunca, ni siquiera ahora, cuando una hemorragia cerebral ha apagado su vida, porque los sueños que construyó siguen imbatibles.

La destacada revolucionaria, colaboradora del Comandante en Jefe Fidel Castro y combatiente del llano y de la Sierra, vio la luz en el seno de una familia obrera.

Huérfana de madre a los cinco años, ya a los doce, en agosto de 1933, participó junto a su padre en una manifestación popular contra la tiranía de Gerardo Machado y dos años después conoció a Eduardo Chibás, líder del Partido Ortodoxo, en el que militó.

Desde joven perteneció a la organización Hermandad de los Jóvenes Cubanos junto a Juan Manuel Márquez. Participó en incontables acciones revolucionarias, por las cuales sufrió numerosos arrestos.

Fue activa combatiente clandestina en las filas del Movimiento 26 de Julio y fundadora del Frente Cívico de Mujeres Martianas. En junio de 1958 ascendió a la Sierra Maestra. Como guerrillera, con el nombre de guerra Agustina, alcanzó los grados de Primer Teniente del Ejército Rebelde.
Sigue leyendo