Archivo de la etiqueta: periodistas

El regalo de un amigo

El amigo Oscar Parrado Álvarez, desde Camagüey, me hizo llegar estas décimas. Le doy las gracias por su gentileza y las comparto con mis amigos.

Las décimas dicen:

Una abeja del teclado

Un buen día me encontré

Con gran tino la admiré

Por su verbo destacado

Amanezco iluminado.

Con su palabra certera

Es muy  dulce compañera,

En la red es incansable

Una musa inolvidable

Periodista verdadera.

Yo te siento verdaderaPor tu palabra segura

El derroche de ternura

Con tu adarga justiciera.

En tu vida no hay espera

Para rápido informar

En el duro batallar

Contra la pérfida fiera

que te acecha traicionera

del otro lado del mar.

Yo te voy a compararCon la belleza del monte

Con el canto del sinsonte

Y la sonrisa del mar.

No te voy a sublimar

Porque eres muy humana

Eres sol en la mañana

Agua pura, cristalina

En las piedras, piedra fina

Bella, tropical gitana.

Por un lenguaje cada vez más incluyente

Con el enunciado central Agenda mediática y género: las paradojas de la hegemonía, se realizará durante los venideros días 29 y 30 de marzo el X Encuentro Regional de Género y Comunicación, cuya sede será la cercana provincia de Cienfuegos.

Por Villa Clara asistirán siete profesionales de los distintos medios de prensa. Entre todos suman 14 trabajos en las modalidades de ponencias (5) y productos comunicativos (9).

Las investigaciones se refieren a los problemas que afrontan en sus rutinas productivas las féminas en ejercicio del Periodismo, sobre todo en un colectivo donde son mayoría, como es el caso de la emisora municipal Estereocentro, en Santa Clara. La evolución histórica del pensamiento femenino en Cuba y su lucha por la emancipación constituye otro de los temas indagados.

También se presentarán resultados positivos en la aplicación del lenguaje incluyente en la programación radial y televisiva en los medios de comunicación de Caibarién.

Asimismo, se llevará la experiencia de reflejar a través de diferentes géneros periodísticos la presencia de la mujer en el trabajo por cuenta propia y las labores agrícolas.

El evento, convocado por la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales (ACCS), en esta ocasión reflexionará sobre la construcción de estrategias para una información pública sin exclusiones sexuales.

Julio y la crónica nunca imaginada

Las personas de buen corazón no deben morir. Mucho menos a causa de una falla del miocardio. Fueron las primeras ideas que invadieron mi pensamiento mientras leía la breve oración escrita por el colega Juvenal Balán Neyra en la red social Facebook: «Falleció de un infarto Julio García Luis…esta tarde».

¡No es posible! ¡No lo creo! Dos días atrás habíamos conversado por teléfono. Estaba entusiasmado con el proyecto de investigación que juntos encauzaríamos, más por aportarle una visión bien cubana, totalmente criolla al periodismo local, que por alcanzar yo un título doctoral y él un mérito más a su condición de tutor esmerado, profesor excepcional y periodista máximo.

Cualidades bien ganadas por Julio durante sus décadas de labor profesional. Merecedor del Premio Nacional de Periodismo José Martí, que otorga la Unión de Periodistas de Cuba, y el Premio Espacio, de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales. Sigue leyendo

El padre que quiero

A mis colegas periodistas

Si después de un reportaje me dedicas un minuto.

Si detrás de tus caricaturas me regalas un beso.

Si al terminar la noche me llevas en tu cámara.

Si al volante vas con mi última sonrisa.

Si dejas que mis manos acaricien tus canas.

Si en el lecho tibio solo mis abrazos necesitas,

entonces, no hay dudas: Eres el padre que quiero.

¡FELICIDADES!

Mami es periodista

Le debía esta crónica a mis colegas por el Día de las Madres, mas, el segundo domingo de mayo lo dedique a otros asuntos. Ahora se la ofrezco como regalo a nuestros hijas e hijos, por el Día Internacional de la Infancia.

Cualquier semejanza con la realidad es pura realidad.

Antes de aprender a hablar supe que los libros de mamá no se tocan. Comencé a gatear y a su vez el grito de: «¡Cuidado, por ahí no!» se hizo asiduo. Incluso cuando ya caminaba a solas, no dejaban de hacer la advertencia. No lo entendía bien, pero en un desliz podía derrumbar una montaña de papeles.

Caricatura: Roland

El tiqui taca de una máquina de escribir fue la mejor canción de cuna. Creo que en mi infancia no existió siesta más placentera que aquellas donde alcancé el dulce embeleso entre los butacones de una redacción periodística y al compás de las teclas de una Robotron.

De reuniones en reuniones, trascurrieron mis ratos de distracción. Jugar, cuando los debates de las asambleas se ponían buenos, llegó a ser muy divertido. Mucho más lo fue garabatear agendas. O corretear por delante de una mesa, mientras la presidencia hablaba. Dicen que en una de esas andanzas poco faltó para tirar al suelo todos los micrófonos.

Crecí escuchando la palabra cobertura como algo normal. Aunque al mismo tiempo implicara dejar de pasear los sábados y domingos. Incluso, dormir en los brazos de papá o alguno de mis abuelos, pues los de mami andaban «cazando» noticias. Sigue leyendo

Se llamaba Herácleo, pero yo le decía Heráclito

Por Mercedes Rodríguez García

Últimamente los homenajes llegan tarde, cual aves agoreras. Así que yo preferiría que nunca sucedieran o que los planificaran en plena salud y facultades de los posibles homenajeados. Otras veces se planifican y poseen una intención marcada, bien desagravio, bien de exordio promocional.

En el caso de Herácleo Lazco García, colega matancero fallecido el pasado viernes 11 de marzo, era gente tan sencilla y bondadosa que no sé si alguna vez se detuvo a pensar en los homenajes a su persona. Tampoco en lo urgente que ya le resultaba dedicarse más tiempo y cuidado a él, y no tanto a los demás.

A Herácleo, lo conocí de «verdad» en el año 2001, en la Escuela Superior del Partido Ñico López, en Ciudad Habana. Desde entonces y hasta el último día que nos vimos, en la premiación de la edición 2010 del Concurso Periodístico 26 de Julio, le llamé Heráclito, como el griego que sostenía que el fuego era el origen primordial de la materia y que el mundo entero se encontraba en un estado constante de cambio.

Por supuesto, el cambio de patronímico nada tenía que ver con el misántropo de Efeso, cuya vida solitaria y misantrópica filosofía le valieron el apelativo de «el oscuro». Se trataba de una simple asociación fónica por la cual jamás se molestó, aunque cada vez que le llamaba como tal me rectificaba deletreándome dos veces su nombre: «He-rá-cleo… He-rá-cleo…»

La remembranza data de uno de aquellos 30 días de estudiantes en un curso de postgrado sobre política y cultura, caminando  hacia la cafería más próxima:

Le decía: «Ya te bauticé Heráclito, y así te quedas, porque de Heracleo (hercúleo) no tienes nada». Era frágil y diminuto como una espiga. Sigue leyendo

Mujer madura y profesional adolescente

Coincidencias de la vida. Hoy llego a los 40 años  y a la vez cumplo 13 como profesional de la palabra escrita. ¡Cuánta felicidad! ¡Cuánto debo aprender aún!

He sido premiada al ver crecer a mi hija, próxima a sus 15 primaveras. Ayudarla en los estudios de manera que elija su propia formación profesional ocupa la mayor parte de mi tiempo. Convivir con mis padres, también ha resultado gratificante. Sin ellos, ¿qué sería de mí? ¿Cómo pudiera atender a Beatriz?

Antes de que saliera el sol Bety, junto a sus abuelos, se acercaron a la cama para despertarme con el primer beso del día. Luego, por todas las vías posibles recibí las felicitaciones de colegas, amigos y demás familiares. A todos les doy las gracias por tanto afecto. No deseo otra dicha mejor que la de comprobar el aprecio de quienes me rodean y con sinceridad auguran éxitos futuros, en lo profesional y personal. ¡Y mucha, bastante, salud!

Así transcurrió la jornada más importante de mi existencia. Reconozco con satisfacción que llegar a las cuatro décadas no es ser tan «vieja» como suponía. En verdad inicio el camino de mujer madura. Con la experiencia necesaria para acomodar los sentimientos según las circunstancias. Con un montón de sueños por cumplir y millones de sonrisas que regalar. Sigue leyendo

Detrás de una mujer que triunfa

20080602011345-3735Próximos a efectuar el 8vo encuentro Internacional de Género y Comunicación, les ofrezco el texto de la ponencia presentada por  la colega  Martha Hernández Casas, de la corresponsalía de la AIN en Villa Clara, durante el Encuentro Regional efectuado el pasado 23 de marzo en la ciudad de Sancti Spíritus. No creo que el fenómeno sea exclusivo de las periodistas cubanas, y por consiguiente debe constituir uno de los temas a debatir en el encuentro previsto para el mes de mayo.

Un viejo refrán dice: «Detrás de cada hombre que triunfa siempre hay una mujer inteligente». Yo crearía otro que diga: «Detrás de cada mujer que triunfa siempre hay mucha gente».

Con esta aseveración trato de resumir las realidades de las mujeres profesionales, por supuesto, voy a hacer hincapié en el periodismo aunque estoy segura que es común para todos los desempeños. Me tomo la libertad de omitir nombres porque las características de este sector nos hace públicos y no quiero herir ni que nadie se sienta ni aludido ni omitido, pero creo que resulta muy fácil identificar cada caso.

Después del triunfo de la Revolución la mujer cubana goza de los mismos derechos que los hombres, igual salario y están reguladas las condiciones requeridas para el desempeño de las labores en aras de protegerlas por las cualidades físicas de la mujer. Sigue leyendo