Archivo de la etiqueta: relaciones humanas

Confía

Confía en la cosas que te dan felicidad.

Confía en los sueños que siempre anhelaste
y déjalos que se conviertan en realidad.

La vida no hace promesas sobre lo que te reserva el mañana.

Debes buscar tus propios ideales y animarte a cumplirlos.

Tampoco te da garantías sobre lo que tendrás.

Pero te ofrece tiempo y arriesgarte a encontrarlo,
y a revelar algún secreto que encuentres en tu camino.

Si tienes voluntad para hacer buen uso del talento
y de los dones que son sólo tuyos,
tu vida estará llena de tiempos memorables
y de inolvidables alegrías.

Nadie comprende el misterio de la vida o su significado:
pero para aquellos que deciden creer
en la verdad de lo que sueñan y en sus fuerzas:
¡La vida es un singular regalo, y nada es imposible!

Que los deseos se mantengan siempre en movimiento
y los sueños los lleven siempre hacia adelante.

El gran logro será que aprendan a brindar amor y luz a quienes toquen sus vidas.

¡Ocuparse de sí mismo es bueno para los demás!

Cultivar el respeto hacia uno mismo es la base del respecto hacia el otro.
Cuidarse repercute favorablemente en nuestro entorno: si satisfacemos nuestras propias necesidades dejaremos de esperar que las llenen los demás.

Protegernos del exterior respetando nuestras necesidades y nuestro ritmo
interior significa dejar aflorar las dimensiones afectiva, intuitiva y
creadora. Sin estos aspectos, nuestra relación con el mundo se vuelve
mecánica, insípida. Dedicarnos tiempo nos pone en contacto con nuestro
equilibrio interior, fortaleciéndonos ante los imprevistos.

La admiración que despiertan los spa o los retiros espirituales evidencia la
necesidad de muchas personas de huir de la rutina diaria. Pero hacer un retiro
espiritual no es la única manera de obtener la calma interior. Ésta puede
simplemente experimentarse de manera cotidiana. ¿Cómo cuidar de uno mismo?

¿Quieres estar solo? ¿Acompañado? ¿Buscas evadirte? ¿Reencontrarte con la
naturaleza? ¿Hacer deporte? ¿Salir de fiesta? ¿Preferirías no hacer nada? Sigue leyendo